sábado, septiembre 13, 2014

Tu quiosquero lo sabe TODO

Una de las cosas que más gracia me hace del quiosco es que hay mucha gente que, viéndonos rodeados de información, dan por hecho que lo sabemos todo. Del mismo modo que cuando vamos a un restaurante le preguntamos al camarero si tal plato lleva patatas fritas o si tal otro es más o menos grande, los clientes a menudo nos preguntan por los contenidos de cualquier publicación que recibimos, como si nos las supiéramos todas de memoria.
Es habitual que alguien te pregunte si el Hola de esta semana habla de la boda de fulanito, o qué periódico trae más información sobre el debate del estado de la nación o si tenemos alguna revista que hable de las playas de Mallorca, pero las del norte, no las del sur.
Cualquiera que haya pasado por delante de un quiosco se habrá dado cuenta de que hay unas 500 publicaciones distintas, que se renuevan periódicamente. Es evidente que nadie puede leérselas todas, y menos aún aprendérselas. Pero a la gente le gusta pensar que lo que le interesa es fundamental para todo el mundo y, si él está dispuesto a pagar dos o tres euros por leer algo, cómo no va a leerlo también alguien que lo tiene ahí al lado, al alcance de la mano, y gratis.
Debo reconocer que mis intereses son muy diversos y muchas veces hojeo las revistas más variadas cuando no pasan clientes. Pero de ahí a tener en la cabeza un índice de todas las publicaciones hay un abismo. En cualquier caso, cuando alguien me pregunta mantengo la ilusión e intento responder en función de lo que he ido aprendiendo sobre una revista a base de sacarla y meterla de los paquetes durante tantos años. Y si la pregunta es demasiado concreta les respondo con cara de pena que me acaba de llegar y aún no he tenido tiempo de leerla pero que le eche un vistazo si quiere.
En cualquier caso, lo de esta mañana no me había pasado nunca. Aún no eran las nueve cuando aparece un señor que no es cliente habitual y se me queda mirando, con esa cara de "tengo una duda pero no sé si tú me la puedes resolver". Cuando se decide me pregunta: "¿Sabes qué periódico publica mañana el reportaje?"
Mi cara ha debido ser un poema. Antes de preguntarle a qué se refería me lo ha aclarado, para evitar dudas. "Sí, el reportaje sobre eso".
Haber empezado por ahí, hombre. Reportajes publican todos, pero sobre eso sólo escribe un periódico. Concretamente uno. Ése. Y no los otros.
Como ha visto que soy un poco corto ha decidido hablarme despacito para que lo entendiera. Mañana sale un reportaje. En un periódico. Probablemente, me ha aclarado, en El Periódico. Pero quería que yo se lo confirmase.Si era mañana o no. Cuando sale. El reportaje. Ya sabes. Sobre eso. Lo de la diada.
Aaaaahora. Eso es la diada, sobre lo que ha habido reportajes toda la semana y, seguramente, también mañana. Y la próxima. Me ha parecido que intentar explicarle que los medios no nos mandan una planilla con todo lo que tienen previsto para el día siguiente iba a ser demasiada información así que le he dicho que no lo sabía, pero que probablemente. No se ha quedado muy convencido. No creo que vuelva mañana pero si lo hace le tendré preparado un paquete con todos los periódicos que traigan un reportaje de eso.Aunque seguro que me preguntará quién publica sobre lo otro y entonces sí que la habremos liado.

2 Comments:

At 15/9/14 11:13, Blogger Victor said...

Como ex-quiosquero que soy, no he parado de reirme, aun recuerdo la de veces que me habia ocurrido lo mismo que cuentas. Ah!, te sigo desde hace la tira de años y ya empezaba ha estar un poco preocupado por la distancia temporal entre tus escritos. Sigue así. Abrazos.
Victor

 
At 16/9/14 14:24, Blogger Quiosquero said...

Estamos un poco oxidados. A mí tampoco se me hubiera ocurrido que la DIADA se estudiara en Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO)

 

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home