martes, enero 09, 2007

Los Reyes Malos

Un 6 de enero de hace muchos años, no recuerdo bien si uno de mis sobrinos o el propio Dalr, paseaba mostrando ufano uno de los juguetes que le habían dejado junto a las zapatillas.
- ¡Qué juguete tan bonito! –le dijo una señora-. ¿Quién te lo ha traído?
- Los Reyes Malos –contestó el niño-.

Bien, este año pasaron por mi casa los Reyes Magos. Sobrios como el año que se fue pero dejaron regalos suficientes a pesar de que fui un niño un tanto rebelde. Por el quiosco han pasado los Reyes Malos: Mechor, Gaspar y Baltasar. O sea, Marina, Sgel y Distribarna. Sade y Logística iban de pajes.

Para empezar, el jueves nos visitó Marina que nos dejó en depósito un cajón de cucharones que acompañarían a La Vanguardia del domingo, amén de otras chucherías como el ya famoso Álbum de Sellos del Mundo del Siglo XXI. El viernes nos sorprendió adelantándonos el Magazine, 106 ejemplares, primer tomo de la Enciclopedia Universal Larousse incluido. Fue Salva quien se encargó de acomodarlo en el almacén flotante pero yo he pasado el fin de semana deslomado sólo de ver el montón de paquetes.

Magazine de La Vanguardia


En cualquier quiosco, esta montaña de libracos hubiera acompañado, durante el fin de semana, a las devoluciones ya preparadas y que no retirarán hasta lunes o martes. Y todo ello dentro del recinto del chiringuito, por supuesto. Uno, que es pudiente, tiene soluciones para estos pequeños problemas.


Aspecto del almacén flotante.


Y todavía más.

Trastero.



El lunes por la mañana, los alrededores del quiosco tenían un aspecto ¿similar? al que muestran las fotos.

Marina Press


Logística.



Sgel.

Distribarna.


Faltaba por decorar la calle con la devolución de Sade, pero ésta es para el martes.

Por estas fechas el quiosco está bastante a tope con la cartonaílla. No es difícil imaginar el aspecto que presentaría si todo esto se metiera dentro. Y parece que no hay solución posible. Las distribuidoras envían lo que les da la gana y los quiosqueros a callar y apechugar. Dalr hacía una propuesta:

Que las distribuidoras paguen un 5% por material enviado (se venda o no) en concepto de almacenaje, y el resto, hasta llegar al porcentaje establecido, sólo se pagaría sobre los ejemplares vendidos. ¿A que cambiaban las cosas y ajustaban las entregas según la necesidad del quiosco?.

4 Comments:

At 9/1/07 12:40, Blogger dalr said...

Nunca he creído eso de que una imagen vale más que mil palabras, pero las imágenes que publicas me empujan a gritar miles de palabras feísimas. Tela marinera lo de esta gente.

Suscribo totalmente lo que dices que dije (ein?). A esta gente le tenemos que cobrar por lo que traen y por lo que se llevan, con suplemento especial para todo aquello que supere unas medidas estándar. En esta línea, te propongo que seas tú quien incorpore a la candidatura de los CoMEsA al famoso T-Rex.

 
At 9/1/07 15:22, Blogger alvarhillo said...

Hombre por supuesto, si tuvieran que rascarse el bolsillo por adelantado según el monto de lo enviado seguro que medirían muy mucho lo que envian.
Saludos y ánimo y apoyo, que es lo que os podemos mandar.

 
At 9/1/07 17:11, Blogger Quiosquero said...

Gracias alvarhillo.
Por cierto, los días 26 y 29 pasé tu pueblo pero iba de estampida. Cualquier año de estos te sorprendo y te hago una visitas.
Saludos

 
At 14/1/07 23:57, Blogger alvarhillo said...

Quiosquero, cuando quieras estaré encantado de mostrarte los rincones de mi pequeña urbe mediterranea.
Un saludo.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home