viernes, mayo 21, 2010

Cometieron tres errores

La película “Cometieron dos errores” es un seudo-spaghetti western de Clint Eastwood en el que, cosa rara, no participó Sergio Leone. Quizá por eso, cierto crítico apostillaba que el título de la película debió ser “Cometieron tres errores”; el tercer error era haberla rodado.

Películas del oeste al margen, hoy tenía el propósito de iniciar la serie que tratara de “los depredadores” que acechan alrededor del quiosco con uñas y dientes afilados pero, cuando uno se dedica al arte u oficio de comunicar, muchas veces tiene que cambiar planes e improvisar ante noticias, si no de mayor calado, si de más pronta caducidad y que requieren, por tanto, mayor urgencia de publicación.


La imagen es una factura real; capada pero real. La factura tiene tres líneas: un albarán complementario por valor de 4,51€, un albarán de reclamación de -100,58€ y una línea de trabajos auxiliares. La pregunta del millón: ¿cuántos errores hay una factura de tres líneas? Exacto: tres.
1.- Error número 1: El albarán complementario corresponde a una reserva garantizada que, en efecto, se hizo cuando el quiosco estaba a mi nombre. Yo no tengo quiosco, luego ese albarán debió llegar a nombre del nuevo titular o no llegar. Lo único cierto es que no me lo pueden enviar a mí dado que ya no existo como quiosquero. Me temo que hasta que no haga personalmente las gestiones oportunas ante Planeta DeAgostini, me seguirán llegando facturas. Aunque si dejo de pagarlas me cortarán el servicio y se acabará el problema; probablemente los clientes dejarán de recibir su reserva garantizada… ¡que se jodan!
2.- Error número 2: El albarán de reclamación corresponde a una reclamación anulada; o eso creo. Cuando me enviaron los packs de libros de Sant Jordi, detecté que faltaban ejemplares en uno de los envíos e inmediatamente envié el fax de reclamación. Al día siguiente Salva sacó de debajo de unos periódicos una caja de libros que coincidía con la lista reclamada. Nuevo fax al proveedor diciendo que los libros habían aparecido y que, por tanto, quedaba sin efecto la reclamación anterior. El proceso de reclamaciones debe seguir el método FIFO, es decir, primera entrada, primera salida (First input, first output), seguramente amontonadas por estricto orden de llegada e independientes del cliente que hace la reclamación. Al segundo fax se llegará esta semana, aunque como el texto hace referencia a la reclamación de ayer lo mismo no se enteran de qué reclamación estoy hablando y me pagan los 100 euros que valen unos libros que ya he vendido o devuelto.
3.- Error número 3. Dado que a mí no me han traído nada, tampoco deberían cobrarme trabajos auxiliares y como al punto de venta ya le han cobrado una semana de portes en esta nueva factura están duplicando el cobro (mangando), salvo que la semana ya no tenga ni cinco (Stalin), ni seis (Stalin), ni siete (Yhavéh), ni ocho días (Señor Conde de la Marina Press y Grande de España), sino que hayamos pasado a la semana de 14 días (Xavier Sabaté).

La factura deja claros varios aspectos:
1.- No está previsto que un quiosco cambie de titular o la experiencia les ha enseñado a las distribuidoras que los quiosqueros, cuando nos retiramos, nos llevamos a casa los clientes con reserva garantizada. Con lo exiguo de la pensión y la congelación salarial de los pensionistas, unos y otros vamos a comer lo que se comió Mahoma (que el Innombrable tenga en su gloria).
2.- No son unos chorizos; de serlo no me hubieran pagado 100€ por unos libros que he reclamado y devuelto (las dos cosas), circunstancia que debería constar en mi cuenta corriente informática donde el programa adecuado detectaría la circunstancia y rechazaría la reclamación. Si ha colado, sugiero al señor Xavier Sabaté que ponga en la puta calle a todo el equipo informático por incompetente.
3.- Los programas informáticos tienen funciones que actúan de forma automática: si a un quiosquero le llevo un pedido, le cobro portes. Los programas informáticos tienen funciones que no actúan de forma automática: si a un quiosquero le llevo un sólo pedido no es posible que el repartidor haya ido al quiosco todos los días de la semana.
4.- Los portes (con perdón, los trabajos auxiliares) no dependen de las veces que el transportista va a llevar género al quiosco sino que están asignados a tanto por factura.
5.- Si una factura como la que muestro sale a la luz, es que todos los componentes del equipo son tontos del culo. Esto lo digo bajito y con la boca pequeña porque la última vez que lo dije, estos mismos sujetos me enviaron al inspector amenazándome con cortarme el servicio si los seguía insultando. Aunque bien mirado lo puedo decir alto y claro ya que es justo lo que quiero, que me corten el servicio de una puñetera vez.

Cachondeítos aparte, estoy seguro que, después de la misiva que les he enviado resaltando los errores detectados, se va a emitir una nueva factura en la que me cobrarán los libros y me abonarán los portes. Pero quiero que quede clara una cosa que demuestra hasta qué punto un quiosquero está sometido a sus depredadores: si la factura fuese correcta y lo sería de no haber cometido el segundo error, es decir, si a un a un quiosco se le hubiese servido un pedido de 4,51€ con una sola publicación de 5,99€ de PVP, tendría que pagar 33,59€ de portes que debería cubrir con su ganancia de 1,48€ y esto sería legal por mucho que nos pueda parecer que semejante factura constituya un robo a pluma armada.
Tiene miga.

7 Comments:

At 21/5/10 19:16, Blogger miguel said...

Estimado quiosquero:

Te escribo para pedirte aver si puedes comentar la siguiente noticia y ver el alcance que puede tener para nosotros.
La notica viene recogida en este enlace: http://www.adi-today.es/mostranoticia.php?id=635

Si la comision de la competencia reconoce comportamientos anticompetitivos en esto, no seria logico decirles que vean tambien el mismo comportamiento por parte de las distribuidoras y editores hacia el vendedor de prensa

Un saludo

 
At 21/5/10 20:02, Blogger Alenvedi said...

Todos los años hasta ahora he podido disfrutar de 2 o tres semanas de vacaciones (esperemos que este también). Y cada año cuando regreso (son 21) me encuentro lo mismo, facturas de Sgel con los servicios auxiliares de las semanas en las que el kiosco estuvo cerrado.
Se reclama y sin problemas. Pero ahí queda el "Porsicola".

Un saludo.

 
At 22/5/10 08:59, Blogger angeles said...

atención y cuidadin con lo de cortar el servicio, porque te puedo decir que las deudas las contrae el punto de venta, no el dueño (segun ellos) por lo que si el quiosco tiene deudas o las asume el nuevo titular o le cortan el servicio al pobre nuevo dueño. así funciona.

 
At 25/5/10 22:14, Blogger BANDOLERA said...

Mensaje "impostado" para "El Guapo": me sale cargadísima la página (la tuya), imposible operar con ella. Un besote.

 
At 26/5/10 09:48, Blogger Juan Manuel said...

Para Bandolera: ¡Cómo no te va a salir "cargadísima" si nuestro amigo debe meter en ella todos los backup de su PC?
No sé yo si no vas a tener que cambiarte de ordenador. A lo mejor si le pides ayuda...
Por cierto; eso de "el Guapo" ya lo sabe tu marido? ja, ja, ja...
Porque uno se siente pelín discriminado...
Y recuerda que tienes una deuda pendiente conmigo...

 
At 26/5/10 10:53, Blogger Quiosquero said...

Miguel: He leído varias veces el artículo de ADI-Today y, por más vueltas que le doy, no me aclaro. De hecho, me parece contradictorio.
Hoy, sin embargo, he encontardo el siguiente artículo http://www.adn.es/cultura/20070911/NWS-1674-Empresas-reproducida-recaudran-clipping-centimos.html
que aunque no acaba de explicar el conflicto, por las medidas que toman las empresas de Clipping, deduzco que es un problema derivado de que la propiedad intelectual de un trabajo no está claro, es decir, queda poco definido si un artículo es propiedad del duario que lo publica o del periodista que lo escribe.
Si mi interpretación es correcta, este follón no tiene nada que ver con nosotros los quiosqueros.
Saludos.

 
At 28/5/10 21:41, Blogger BANDOLERA said...

Juan Manuel: dice mi nene que también eres guapo ¡Jajajajaj!! Un besote, deudas no se olvidan.

 

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home