viernes, enero 26, 2007

Adiós, sie7e, adiós

El de las editoriales es un mundo extraño. El del quiosco, más aún. En nuestras vitrinas se acumulan cientos de cabeceras diferentes que son el resultado de multitud de esfuerzos combinados. Redactores, fotógrafos, impresores, repartidores, diseñadores, publicistas.., quiosqueros y lectores. Muchísimas personas que aportan su granito de arena para hacer posible que nosotros nos deslomemos todas las mañanas moviendo paquetes.

El hecho es que en un quiosco como el nuestro hay varios cientos de publicaciones distintas. Algunas conocidísimas, otras más minoritarias. Revistas de las que vendemos decenas de ejemplares todas las semanas y otras de las que llevamos dos años sin vender un mísero ejemplar. Pero la cuestión es siguen saliendo, día a día, semana a semana, mes a mes. Algunas no aguantan el tirón y dejan de editarse. Rara vez nos extraña. Cuando te traen cada vez menos ejemplares, cuando cambian los formatos, el diseño, los regalos, cuando lo intentan todo y aún así no se vende ni una, un buen día nos enteramos que tal o cual revista deja de editarse.

Sin embargo el caso de Sie7e nos ha sorprendido. Era una revista semanal para hombres que venía a ocupar un espacio con poca competencia. Más ligera y entretenida que sus vecinas mensuales como FHM o Man. Más incluso que la decana de las revistas semanales masculinas, Interviu. Y como ellas, con una buena moza en portada de esas que no dejan indiferente al que pasea su mirada por los estantes del quiosco.

Sie7e contaba con secciones divertidas sobre cine, televisión, famoseo o gadgets. Incluso se atrevían a destripar series de éxito soltando spoilers de lo que se iba emitiendo en estados unidos. Contaban chismorreos con bastante mala uva pero sin caer en el insulto. En fin. Una revista que cumplía a la perfección lo que prometía: entretener y arrancar una sonrisa al lector por muy poquito dinero.

El resultado es que desde un principio mantuvo, al menos en nuestro quiosco, un ritmo de ventas bastante sostenido. Traían unos diez ejemplares y devolvíamos dos o tres. Unos porcentajes envidiables comparados con las ventas que hacemos de FHM (excepto cuando sale el poster de las vecinitas) o MAN (excepto cuando aciertan con el regalito). Pero no ha sido suficiente y Sie7e ya no se edita. No me gusta que cierre ninguna publicación, aunque no me interese. Menos aún si la voy vendiendo habitualmente. Aún menos cuando tengo centenares de revistas, algunas muy caras, de las que no hay manera de vender ni una. Así que echaré de menos tener Sie7e bien a la vista, escandalizar con ello a alguna vecina pudorosa y alegrarle el día a algún que otro vejete de esos que no atinan a distinguir entre una moneda de dos euros y una de cincuenta céntimos pero distinguen un pezón a diez metros. Menos mal que el panaero nos dejó. Él, que no podía resistirse a los encantos de una sonrisa pícara y había llegado a comprarnos un mismo Sie7e hasta tres veces, estaría muy triste sin su revista. Nosotros, también.

5 Comments:

At 26/1/07 15:00, Anonymous Anónimo said...

Lo siento en el alma. No tenía el placer de conocerla, pero se que la apreciabas, así que se fuerte... Seguro que vendran otras revistas igual o mejor que sie7e. Sus razones tendría si decidió marcharse.
@:-( +-<= ERF

 
At 26/1/07 20:09, Anonymous Anónimo said...

Aficionado a todo lo que tiene que ver con la prensa, soy seguidor de tu blog desde los comienzos. Me resulta divertido e ilustrativo de ese mundillo de lectores de los que haces un curioso retrato sociológico. ¿Qué opinas de la noticia aparecida en El País según la cual un libro blanco de los Quioscos de Prensa de Madrid propone, para salvar el sector, conectar los puntos de venta a Internet y distribuir nuevos productos, como billetes de transporte o entradas para espectáculos? Por lo que te leo, la gestión de las cartonás y las cartonaillas por la aplicación informática es un poco cognazo ¿no?
Pierre Miró
www.elpobrecitoveedor.net

 
At 27/1/07 00:02, Blogger dalr said...

ERF, lo llevamos con resignación. Así es la vida. Siempre se van los mejores. No hay rival pequeño...

Pierre, muchas gracias por tu apoyo. He leído un informe sobre el libro blanco hoy mismo y, aunque aún no tengo toda la información, casi todo lo que dicen suena razonable. Muchos de los temas que proponen los hemos defendido desde aquí en varias ocasiones y algunos me consta que se están planteando desde las asociaciones de vendedores. Esperemos que el ejemplo de Madrid nos sirva para darle un empujón a las propuestas que se están presentando en Barcelona. Por mi parte llevaré el informe a nuestro gremio para que lo comenten en la próxima reunión de junta. Os mantendremos informados.

 
At 29/1/07 09:52, Anonymous Anónimo said...

Buenos días.

Me sorprendió tanto como a tí la desaparición de Sie7te, y por las mismas razones. Se vendía bien, a pesar de que su precio variaba de una semana a otra. Era raro que quedase alguna que devolver y en el poco tiempo de publicación consiguió muchos lectores fieles que no se perdían ni un número.

Yo tengo una teoría: Sie7te se pensó desde un principio como una plataforma de publicidad para su hermana FHM, a la que se pasarían los lectores a su desaparición, dada su similitud. No sé si ando acertado, pero es algo que siempre rondó mi cabeza. Eso sí, dudo que hayan conseguido su objetivo, si es que era ese. FHM no ha cogido el relevo de aquellos lectores.

En cuanto al libro blanco, tendré que conseguir uno y echarle un vistazo. Aquí no podemos vender bonos de transporte urbano, ya que después de varias reuniones, el ayuntamiento se negó y se asociaron con Caixavigo para que fuera esta la que se encargara de las tarjetas. El dinero manda y los quiosqueros no somos nadie enfrente a una entidad bancaria.

Lo cierto es que, con una prensa en caída libre, los quioscos tenemos que diversificarnos y sobrevivir a base de otros productos y otros servicios. Nos convertiremos en despachos de pan, en vendedores de pipas o de películas de DVD. O en locutorios para extranjeros.

Yo estoy pensando en ampliar y poner cuatro ordenadores conectados a internet. Por poco que gane con ello, siempre acabaré vendiendo gominolas o alguna revista de informática a los que vengan a chatear al quiosco.

Alfonso.

 
At 29/1/07 23:51, Blogger dalr said...

Hola Alfonso. Puede que tengas razón respecto a lo de Sie7e / FHM. Y también en que no se ha notado mucho. Al principio de salir la revista semanal sí notamos un ligero tirón de FHM pero luego se frenó y volvimos a lo de siempre. La revista se vende relativamente bien cuando viene en un formato normal (y podemos exponerla como Dios manda) y la chica de portada está imponente. Cuando la chica de portada es más normalita o viene en un pedazo de cartón que nos obliga a moverla de sitio... nada de nada.

Respecto a lo del libro blanco, nosotros también andamos locos por que nos caiga en las manos y poder desmenuzarlo aquí con todos vosotros. Es cierto que o reconvertirmos el negocio o en breve ese apelativo sonará a chiste. Lo del bono de transporte, hoy por hoy, no es negocio. Los márgenes son ridículos. Los mantenemos porque arrastran alguna venta de otros productos, pero implican una inversión y un riesgo muy alto para una ganancia inferior al 2%. Para que te hagas una idea del negociaciazo que es, aquí también las vendía La Caixa en los cajeros y, según me comentan, ha dejado de hacerlo. Y esos, si hay negocio, no se retiran...

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home