miércoles, junio 20, 2007

Café con hielo


Han llegado las colores y Superwaiter anda medio alunado. La culpa es del café con hielo. Bueno, no. La culpa es de los que piden café con hielo.

- ¿Me pone un café con hielo?
- Cuanto lo siento –contesta con la mejor de sus sonrisas-. El chico ha ido a buscarlo y aún no ha llegado.
- ¿Tardará mucho?
- No lo sé porque últimamente está un poco vago y se entretiene bastante.

El posible cliente suele pillar la puerta. Siempre hay algún conocido que lo increpa.
- No sé por qué le tienes esa manía al café con hielo.
- ¿Tú le pones cubitos a la sopa?
- No, pero en verano tomo sopas frías.
- ¡Ahí! Si te quieres refrescar te tomas una Coca Cola pero es de gilipollas hacer un café caliente y luego rebajarlo con cubitos. Claro que la culpa la tiene el que abolió la pena de muerte porque si a los tres primeros que pidieron café con hielo le hubieran aplicado el garrote se habría acabado el problema. Al final alguien me pedirá un entrecot a la plancha y luego dirá que se lo meta un ratito en el congelador.
- -Hombre –intervengo-, a mí me metieron una vez un helado en el microondas.
- ¡Vaya por Dios! ¡Y yo que creí que eras normal! Ya me has hecho dos o tres parecidas y creo que estás buscando que te mate.

Y es que las distintas formas de preparar un café dan para mucho juego. Sin ir más lejos, ayer me acerqué a Villabragas para echar una meadita y Salva, que anda a plan, me pidió que le trajeran un café americano con sacarina.
- Que dice Salva que el americano le lleve un café y una saca de harina.
- Si quiere harina que vaya a la panadería.

Al salir de mi visita a Wenceslao oí a Carmela.
- Ana, que no. Que Quiosquero está atontao. Lo que quiere Salva es una café americano con sacarina.
- ¿Y yo que he dicho? ¡Hay que ver cómo os ponéis por un pequeño error de sintaxis!

13 Comments:

At 20/6/07 18:34, Blogger JM said...

Yo personalmente odio el verano, pero hay algunas cositas que sí que me gustan...

CAFE CON HIELO Y HORCHATA

Para estas calores y para los madrugones que nos pegamos, no hay nada como esa pequeña dosis de cafeína comprimida y rebajada con agua.

PROBLEMA: en el 80% de los bares te ponen cubitos con agua del grifo... a la mierda el café con hielo.

 
At 20/6/07 19:15, Blogger Quiosquero said...

Haz de hacer lo que yo: una minineverita en el quiosco. Te inyectas el café y, detrás, un lingotazo de agua helada. Espabila bastante.

 
At 20/6/07 21:21, Blogger dalr said...

Pues yo no sé si será por el espectáculo... pero qué rico le queda el café con hielo al superwaiter. Claro que luego tarda unos meses en dirigirte la palabra. Yo en dos años me he tomado tres. En un par de semanas me toca el cuarto ;)

 
At 21/6/07 00:44, Blogger Capitán Spaulding said...

Una solución...preparar el cafetito con alguna marca de café "instantáneo" en frío y luego añadirle los cubitos gélidos.
Un abrazo.

 
At 21/6/07 08:31, Blogger Juan Manuel said...

A ver, quiosquero, que no te acabo de "pillar"... ¿Qué diferencia hay entre el café con hielo que te pueden servir en el bar -dejando de lado el tema de los cubitos de "grifo"- y tu café "inyectado" con el "lingotazo" de agua helada???? Y otra pregunta: los que no tenemos "minineverita", ¿qué hacemos?.
Bueno, pues sí, lo confieso: a mí me gusta el café, y en verano, muchas veces pido el cafetito con hielo de rigor, porque te apetece tomar un café, pero no tanto tomarlo caliente...
Ah! Y también me gusta la horchata, bebida que descubrí a mis 7/8 años, en una especie de "campamento" en Alicante, al que me enviaron mis padres un verano, del que tengo numerosos recuerdos... En mi tierra, Palencia, no tenía ni idea de que existiese una bebida con un nombre tan raro... y aún recuerdo que la primera vez que oí ese nombre pensaba que me estaban tomando el pelo, sobre todo cuando el "colega", para darme más datos, me dijo que era una bebida que se hacía con chufas... Vamos que pensé que era puritito cachondeo...
También recuerdo de aquella estancia que fue cuando aprendí a nadar en las aguas del Mediterráneo... Sí; ya sé que de eso hace muchos años... Bueno, pues eso... Y os recuerdo que mañana me voy a Madrid... o sea que espero noticias sobre el tema de los libros...

 
At 21/6/07 19:17, Anonymous maray said...

mi marido tiene una mania de pedir "café corto" lo que quiere decir un cafe chiquito, pero tan chiquitito que mal ensucia el vaso. No entiendo estas manias. O bien se toma cafe o no se toma. Pagar pa ensuciar un vasito me parece tonteria. Cafe con hielo tambien. Pero poco puedo reclamar, ya que a mi me gusta muchisimo cerveza caliente, pa horror de mis compatriotas...

 
At 22/6/07 07:33, Anonymous Alfonso said...

Tan de pena de muerte es el café con hielo como la cerveza caliente; Dios, solo de pensarlo me suben las cagaleras de la muerte.

Para el calor, helados; para refrescarse, una ducha fría. Y para tomar en el bar, una cocacola o cualquier otro de los cientos de refrescos que nos ofrece el mercado. El café, caliente y con seis cucharadas de azúcar. Rebajarlo con leche es lo máximo aceptable y solo si es para desayunar. Se permite, en este caso, acompañar de cruasán, churros o bollería indeterminada a discrección.

 
At 22/6/07 17:04, Blogger Eurofer said...

¿Por qué un café no puede estar fresquito? Igual que el té...

 
At 22/6/07 17:14, Blogger Eurofer said...

Perdon estoy haciendo pruebas, si saler la flor, no molestaré más.

 
At 22/6/07 17:19, Blogger Eurofer said...

Pues como no ha ido bien continuo... esto de aprender con ensayo y error es una lata.

 
At 23/6/07 09:12, Anonymous Anónimo said...

Pues si al superwaiter aparezco con mis compas de curro que se piden cosas como descafeinado de máquina con hielo o cortado descafeinado corto de café con la leche desnatada (un café con leche pequeñito, vamos),... y así hasta 5 variedades nos fusila fijo.

 
At 23/6/07 13:05, Blogger marmota said...

Pero qué tiene de malo el café con hielo?
El café sólo se puede preparar en caliente. Si luego lo quieres frío, fues lo enfrías. Los bizcochos también se hacen en caliente, y te los comes fríos.
:)
Un saludo!

 
At 24/6/07 12:56, Blogger Irene said...

Hola quiosqueros:
Los que toman café con hielo son unos imcomprendidos. Mi marido toma siempre café con hielo, es lo único que toma, incluso en invierno, y siempre le veo sufrir, porque si pide un café con hielo, le sirven un café americano con hielo, osea aguado hasta arriba. Si dice "un café corto, con hielo" le ponen un cortado con hielo o la palabra "corto" se la saltan y vuelven a ponerle un café aguado.
Ayer le conté acerca de este post mientras se tomaba su café con hielo en un bar. Confiesa que le "traumatizó" xDDD porque en más de una ocasión se ha encontrado con camareros que "no tenían hielo", qué casualidad.
Un abrazo

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home