jueves, noviembre 18, 2010

Código de barras y publicaciones II

Sólo por pura curiosidad mostramos la comparativa entre la dispersión de tipos de código de barras utilizados por las publicaciones que nos suministra Marina BCN y la concentración de tipos del proveedor que nos suministra libros.

La dispersión de códigos de Marina BCN está justificada en tanto en cuanto Marina nos provee de una gran cantidad de publicaciones en forma de promoción de los diarios, muchas de las cuales ya vienen con el código de barras que se les asignó en su primitiva edición. El gran problema, y luego lo veremos, surge cuando el editor del diario codifica la promoción a su antojo. ¡Ahí es nada!

El “otro” proveedor me suministra libros exclusivamente. De ahí que prevalezcan los códigos que utilizan el ISBN de la publicación como código. Las publicaciones con ISSN corresponden a Pies para que quiosquero y Decúbito Supino que, aunque no son de este proveedor, se los he asignado porque no sabía dónde meterlos. Y, efectivamente, había tres libros con el código de barras ilegible.

La segunda curiosidad se presenta cuando comparamos el número de títulos que manejamos de cada distribuidora y los beneficios que nos proporcionan esas distribuidoras.


El 23,2% de las publicaciones (Logística, Marina BCN y el Otro) generan el 75,89% de los beneficios. Es cierto que los diarios que nos suministran Logística y Marina superan con creces, en número de ejemplares, a las revistas, fascículos y chorradas varias del resto. Pero midámoslo en cantidad de trabajo: colocar los diarios, venderlos y devolver los sobrantes nos lleva mucho menos tiempo que controlar, colocar y devolver las revistas; y si el quiosco está informatizado, la entrada de albaranes de diarios es rápida y precisa, mientras los albaranes de revistas, fascículos y, sobre todo, chorradas varias, nos ocupan muchísimo tiempo. La entrada de promociones de Marina BCN sería la excepción, pero eso se debe a un gravísimo error de diseño en el albarán de la distribuidora; de ello hablaremos otro día.

Por último, resaltar que SADE nos suministra el 42,26% de las publicaciones para dejarnos un raquítico 6,60% de beneficios. Ya comentamos en su día que el 49,77% de los beneficios brutos de esta distribuidora se nos iban en pagar los portes, servicios auxiliares o como leches queramos llamarlos, que ella misma nos impone. Y en cuanto al trabajo que acarrea su gestión, éste depende del programa informático que se utilice. Si no se trabaja con Kiosnet, el quiosquero puede estar hasta "ad kalendas graecas" entrando albaranes y, si se trabaja con Kiosnet, al quiosquero le pueden dar las mismas "kalendas graecas" detectando y reparando las divergencias existentes entre el contenido del albarán original y el que resulta de su conversión a formato Kios.
De ello hablaremos en próximos capítulos.

2 Comments:

At 19/11/10 18:10, Blogger kioskero said...

Como siempre excelente articulo.
Dicen que una imagen vale mas que mil palabras.
un saludo.

 
At 21/11/10 18:32, Blogger Juan Manuel said...

Ya sé que no viene a cuento, pero quería decirte que me apunto a tus peticiones al nuevo gobierno de Catalunya que has hecho para El Períódico y que han salido publicadas hoy. Quería dejar constancia simplemente. Un abrazo para toda la familia.

 

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home