martes, febrero 20, 2007

El pillo, el imbécil y el pagano

Este fin de semana llovió en Barcelona. Quiosquera decidió que me quedase repasando facturas, mientras que ella y Dalr se encargaban del quiosco. Una mañana muy productiva: detectados 108,16 € de más entre dos facturas. Mañana productiva, digo, si las pertinentes reclamaciones surten efecto.
Con la mirada fija en la pantalla del portátil y el día que estaba oscuro, acabé por dar un par de cabezadas. Café, Reig Minor (Quiosquera se tomará justa venganza) y un ratito de charla con mi madre. ¡Ni por esas! El sueño me dominaba. Agarré las 4 facturas de enero de una de las distribuidoras, SGEL en este caso, y me puse a hacer combinaciones.
- Ejemplares recibidos: 1704
- Ejemplares devueltos: 878
- Porcentaje de devolución en ejemplares: 51,56%
- Base imponible de ejemplares recibidos: 3953,09€
- Base imponible de ejemplares devueltos: 2081,92€
- Porcentaje de devolución en euros: 52,67%
O séase, devuelvo más de la mitad del género que me traen.

Por la tarde me traje un puñado de revistas, le mangué por un rato la báscula de cocina a Quiosquera, las pesé e hice cálculos. Peso medio de una revista: 236,80 gr., es decir, 207,91 kg. movidos inútilmente por dos veces. Haciendo proyección, a ojo de buen cubero, al resto de distribuidoras de revistas y periódicos, resulta que, entre Salva y yo desempaquetamos, empaquetamos, trasladamos al almacén ambulante y descargamos del mismo almacén unos 857 kg de papel improductivo que representa un esfuerzo de 3428 kilopondios o, lo que es lo mismo, 33628 newton.

De momento, ya hemos localizado al imbécil: el quiosquero, al que el 50% de su esfuerzo no le reporta ningún beneficio.

Sigamos con el análisis. En repetidas ocasiones, uno, que le gusta poco trabajar y menos para el diablo, ha pedido rebaje de servicio, cosa que, durante unas semanas, funciona. Siempre a costa de un aumento de ejemplares en publicaciones, respecto a las cuales, he permanecido mudo. Da la sensación de que las distribuidoras han de facturar una cantidad por quiosco y la facturan. Además del esfuerzo físico que conlleva recibir un género que no se necesita, tenemos comprobado que “a río revuelto, revista que se pierde” y que cuando, un buen día, aparece ya está fuera de plazo. Al margen de las revistas fuera de plazo y las que algún cliente manga, en el estudio de fin de semana hemos detectado 218,26€, a los que habría que añadir su IVA correspondiente, de reclamaciones rechazadas o no contestadas. Por tanto, concluimos que el quiosquero es también un poco el pagano.

A partir de aquí elucubramos. Una distribuidora no puede ser tan imbécil para pensar que, mandando el doble de género, ganará más ya que necesitará una plantilla inflada que cobra al final de mes. Deducimos entonces que debe de cobrar por género entregado, se venda o no. ¿Son las empresas editoras el pagano? ¡Anda ya! No quedaría ni una. La pasta en las revistas se saca de la publicidad y ésta se paga según tirada. Luego el verdadero pagano debería ser el cliente que inserta el anuncio. Pero estamos en las mismas: los clientes no se anunciarían si no les fuera rentable. Hemos de concluir entonces que el pagano es el de siempre: el consumidor, que al comprar el perfume, la depiladora o los calzoncillos de esparto, está pagando lo que se lleva a casa, la revista y la publicidad.

Falta por saber quién es el pillo. Quizá nadie, y este desbarajuste sea producto de la economía de mercado. Pero a mí me queda una pregunta en el aire: las revistas que nadie lee ¿influyen publicitariamente en alguien? Huelo a pillo.

Si en cada quiosco se desperdicia casi una tonelada de papel cada mes ¿no dicen nada las autoridades y los ecologistas? Dirán que esto es el chocolate del loro. Pero en cada quiosco hay muchos loros. Además, cuando una familia necesita ahorrar, es complicado hacerlo a costa de la comida, el alquiler o la hipoteca y acaba por suprimir el chocolate del loro: los pequeños gastos.


29 Comments:

At 20/2/07 21:44, Anonymous Anónimo said...

Bravo por la crítica, la autocrítica y el cachondeo. Entre ironías, verdades como puños, preguntas en el aire y mucho sentido común.
Salud.
Pierre Miró

 
At 21/2/07 10:43, Anonymous Anónimo said...

Y el que quiera saber lo que es hilar fino, que se dé una vuelta por aquí.
Un abrazo.

 
At 21/2/07 11:59, Blogger Quiosquero said...

Amigos semianónimos, siguiendo con el cachondeo es que ¡cómo me sobra tiempo...!

 
At 22/2/07 00:31, Blogger Norma said...

Grandes verdades encierra el refranero... también se ha dicho siempre que A quién madruga, le toca descargar el reparto...

Saludos!!!!

 
At 22/2/07 14:19, Blogger Quiosquero said...

Gracias, Norma: A mi me gusta el que dice "No por mucho madrugar, amanece más temprano...". Y estoy empezando a aplicarlo, así que el reparto le toca a Salva.

 
At 22/2/07 18:49, Anonymous Anónimo said...

Estimado amigo (permíteme que me tome esta licencia con especial enfasis), asalto con asombro tus párrafos mas propios de la columna de un buen periódico (de pago) y no porque considere indigno tu blog es la clarividencia que te achaco a ti.
El análisis y las conclusiones que con gracia y desparpajo viertes en tu artículo son la Biblia.
Desgraciadamente como tal tus conclusiones son desconocidas por la mayoría de los profesionales del Kiosco, pero sin embargo sufridas por todos ellos. Nuestros establecimientos carecen de espacio por la saturación de género a que nos someten, tiene como tú muy bien convienes efectos negativos e improductivos. El genero se puede devolver, pero como en la canción de Patxi Andion (por cierto no se si habrías nacido cuando cantaba este tío), bueno Patxí decía. ! Usted lo da primero y nosotros después, una dos y tres! Ellos envian en genero. 1º Saturan nuestros pequeños establecimientos lo que limita la exposición correcta de los artículos. 2º Vacían nuestras cuentas bancarias cuyo contenido va a parar a las suyas. 3º Plantean retorcidos y variopintos sistemas de vencimiento de pago (con lo que la mayoría de los compañeros se pierden) 4º Cumplen con el encargo del editor y ponen en la calle toda su tirada. 5º Por último cuando recibimos la liquidación y verificamos si nos abonan correctamente la devolución (siempre falta algo), y esto último lo descubrimos tu y yo que tenemos ordenador, que sucede con el 80% por ciento de los compañeros que no comprueban sus facturas de forma adecuada (en muchos casos de ninguna forma). Es el negocio del siglo amigo mió, no me extraña que a pesar de la crisis nuestros distribuidores ni se inmuten.
Un abrazo para todos.

La mosca

 
At 22/2/07 20:21, Blogger Quiosquero said...

Quiosquero, a pesar de fumar más de la cuenta (que me consta) veo que aprovechaste el tiempo. El análisis podría calificarse, sobre todo cuando una no es economista, a pesar de trabajar a diario entre muchos de ellos, de magistral.
A ver si hay suerte y alguien influyente de alguna distribuidora se lo lee y le da por pensar.
De todas formas, creo que "mosca" puede haber puesto el dedo en la llaga con sus comentarios porque, al parecer, también él en más de una ocasión se habrá hecho planteamientos parecidos ¿O no?
A ver si por lo menos, te lee algún periodista con poder de decisión y te "rescata" del quiosco para ofrecerte colaborar con él aunque no sea esa tu verdadera profesión. Uf, qué digo, que esta gente está colegiada y persiguen a muerte a los que practican el "intrusismo profesional". Pues bueno, nada. No he dicho nada y tú, a seguir vendiendo periódicos mientras te sigas teniendo en pie.
Por cierto. Periodista no es pero un buen informático sí ¿alguien está dispuesto a ofrecerle un empleo? Ya sé que el mundo de los quioscos perdería una pieza importante pero nosotros ganaríamos tranquilidad.
¡Hale! No os corteis. Ofreced, ofreced...
Saludos a todos los que nos leeis y que no decaiga el buen humor a pesar de los días difíciles, que no son pocos.

 
At 23/2/07 00:27, Blogger dalr said...

Quiosquero! Me parece que quiosquera ha suplantado tu personalidad... y encima quiere apartarte del quiosco... Sí hombre. Y entonces quién mantendría el blog? Salva? El pobrete suficiente tiene con lo que tiene...

Mosca, totalmente de acuerdo en todo lo que dices. A lo cual añado, que además somos incapaces de ponernos de acuerdo para defender nuestro pan, motivo por el cual los explotarodes campan a sus anchas. Si mi abuelo (el anarquista) levantara la cabeza, montaba una que no veas. Y si mi otro abuelo (el labraor) levantara el garrote, arreglaba esto en un periquete.

 
At 23/2/07 09:34, Anonymous pisos barcelona said...

genial el blog y las criticas enhorabuena
saludos
www.oktomanota.com

 
At 23/2/07 17:33, Anonymous Anónimo said...

Amigo dalr como puedes decir que estamos explotados, es que no caes en la cuenta de que somos EMPRESARIOS...... Con esa medalla es como hoy en día nos la cuelan, resulta que somos Empresarios, y salvo Quiosquero que viene de clase bien la mayoría hemos escapado de algún empleo oficina, fábrica o mina que se cerró y hemos puesto el kiosco con la indemnización.
Un abrazo para todos.

La mosca

 
At 23/2/07 18:19, Blogger Eurofer said...

Quiosquero, ¡Pero como te has atrevido a contar las toneladas que mueves cada mes...! si de este estudio de campo no vas a sacar nada bueno de las distribuidoras. Seguro que las columnas de papeles te parecen más pesadas todavía.
Recuerdo que cuando los burros trabajaban, les tapaban los ojos, por aquello de "ojos que no ven, corazon que no siente". A la que los otros burros (esos de dos patas) vieron la manera de ganar más con menos esfuerzo, destaparon los ojos de los verdaderos burros, y, fíjate..., éstos se quedaron sin trabajo,... hasta se estan extinguiendo...

 
At 23/2/07 19:05, Blogger Quiosquero said...

Querida Eurofer, cuando yo era chiquitín (un poco más que ahora)a los burros se les tapaba los ojos para que dieran vueltas a la noria y no notasen que no iban a ningún lado. Pero los burros eran burros, no tontos, y adivinaban que les tomaban el pelo. Se paraban. Los quiosqueros movemos toneladas de papel improductivo y no nos paramos... El yayo repetía a menudo aquello de "mientras haya burros habrá gente a caballo"

 
At 23/2/07 19:17, Blogger Quiosquero said...

Mosca, tengo a mi madre en casa y rememoramos tiempos anteriores. A sus 83 años todavía le quedan callos en las manos. Y con 10 años yo ayudaba a mi padre. Así es que tienjes razón: vengo de clase bien... bien trabajada, vamos.
Y como buen empresario exploto a mis subalternos. Lo malo es que como Salva explote un día, la tonelada larga de papel la tendré que mover yo solo.;-)
Saludos.

 
At 23/2/07 19:28, Blogger kioskero said...

Asustaooooo me he quedauuuu.
Si es verdad las cifras que das, que lo són, multiplicado por 23 y pico que llevo en esto, y contando que mi abuela empezo sobre 1920, es decir el siglo pasado,me asusto.

 
At 23/2/07 20:32, Anonymous Anónimo said...

Quiosquero amigo no te tomes a mal mis afirmaciones, yo ya sabia de clase eras, la clase trabajadora, la mejor del mundo. Lo del Empresario es pura ironia, lo que pasa es que cuando eramos trabajadores por cuenta ajena teníamos un horario y unos derechos, ahora nos faltan horas incluidas las de fin de semana y las trabajamos a un precio que en mi caso es de risa.

Saludos

La mosca

 
At 24/2/07 07:27, Anonymous Anónimo said...

Quejar, nos quejamos bien; los quiosqueros hablamos mucho, protestamos más, pero somos incapaces de unirnos y poner firmes a las distribuidoras. Las asociaciones, salvo honrosas excepciones -léase la de Valencia, por ejemplo- están compuestas por cuatro gatos que no representan a casi nadie y que ladran más que muerden. Nos falta el concepto de gremio y esa manía que tenemos muchos de ir por libre y no darnos cuenta de que la unión hace la fuerza.

Alfonso.

 
At 24/2/07 10:09, Blogger Quiosquero said...

Mosca, aunque tus afirmaciones no fuesen irónicas no me molestarían. Yo iba para noble pero la cigüeña se equivocó y me dejó caer donde no debía. Y no se te ocurra calcular el precio/hora, podría darte un vitango.

Kiosquero, los números son una aproximación pero no varían mucho de lo escrito. Después de 23 años debes notarlo en la musculatura... ¿a que estás cachas?

Alfonso, algún día habrá que hablar de las asociaciones pero, como bien dices, somos los quiosqueros los que las formamos.

 
At 25/2/07 01:21, Blogger kioskero said...

Fijaros si este gremio y nosotros somos raros, que no somos capaces ni de tener una unica forma reconocida realmente para identificar nuestro establecimiento y actividad.

Kiosco,Kiosko y Quiosco.
Quiosquero,kioskero y kiosquero.

¿Cual es lo correcto? Todas.
Mira que somos especiales.
Un saludo.

 
At 25/2/07 09:05, Anonymous Anónimo said...

Todas no, amigo. Si consultas el DRAE verás que kiosco y quiosco son correctas, pero kiosko, con dos k, ni siquiera existe.

 
At 25/2/07 20:18, Blogger dalr said...

Hace un tiempo que comento poco y escribo menos. Mis disculpas pero es que he estado un poco liado. Debe ser que tengo mono, pero cuanto menos tiempo paso en el quiosco más dedico a otros menesteres menos interesantes.

En fin. Sólo quería agradeceros a todos vuestros comentarios. Especialmente a nuestros amigos quiosqueros, todos ellos con mucha más experiencia que nosotros, de los que estamos aprendiendo muchísimo. Y como muestra de agradecimiento, y respondiendo a la petición popular, voy a quitar lo de la verificación de palabra de las narices. Aguantaremos así hasta que los spammers vuelvan a tocar las narices. A ver cuánto dura.

Un abrazo!

 
At 25/2/07 23:45, Anonymous editor said...

buenas, hoy estoy navegando por muchas webs de quiosqueros y me ilustran mucho sobre vuestras preocupaciones.

Yo soy editor de una revista de viajes, editor novato y sufrido. Sobre lo de que el quiosquero que es el imbecil por devolver la mitad de la tirada, pues... asi me siento yo tambien... que soy el que paga a la imprenta esa mitad. no?

Sabeis porque sucede eso? a la distribuidora le supone mucho mas trabajo enviar las mismas revistas al doble de quioscos, asi que, si le llegan paquetes de la imprenta de 25 unidades, 25 uds que se van al quiosco.

 
At 26/2/07 02:33, Blogger dalr said...

Hombre Editor! Me alegro muchísimo de tenerte por aquí. Creo que puedes resolvernos muchas dudas. Eso que comentas me parece muy interesante. Por favor, sigue pasando por aquí y danos tu punto de vista que seguro que será muy ilustrativo.

 
At 26/2/07 08:58, Blogger quiosquera said...

Editor, buenos días.
Por si no me conoces todavía, yo soy "quiosquera" (la que completa el trío).
Tal como dice dalr, es un placer que te pasees por nuestro blog puesto que nosotros sólo sabemos los entresijos de un lado y sería bueno conocer también las verdades del "otro" lado de las distribuidoras.
Me parece que "ambos lados" tenemos poco que agradecer a esas distribuidoras que se han autoadjudicado el monopolio.
Ah! supongo que ya sabrás que, además de cargar con los paquetones de las revistas y sus consabidos cartones, ¡los quiosqueros SOMOS QUIENES PAGAMOS LOS PORTES!

 
At 26/2/07 13:13, Anonymous Anónimo said...

Que ven mis ojos, un editor en una pagina de Quiosqueros. Sr Editor no me puedo creer lo de los paquetes de a 25, yo creia que existia una cosa que se llama difusión, pregunta en tu distribuidora. Francamente si debes ser novato.

La mosca

 
At 26/2/07 18:44, Blogger xeanpaul said...

Hola a todos

Yo he superado la tonelada en un par de fines de semana en los que como oferta de lanzamiento regalaban con el periódico que mas se vende en Valladolid el primer tomo de las colecciones de Episodios Nacionales y Museos del Mundo en sucesivos fines de semana, en mi caso pasaban el centenar y cada libraco pesaba kilo y medio, lo curioso era que en la nota informativa decían como "novedad" y entre signos de admiración que iba a ganar 2€ por cada ejemplar vendido a partir de la segunda entrega ... la comisión de siempre, efectivamente nos toman por imbéciles.

A los 5 ptos que magistralmente resume nuestra situación la mosca yo añádiría el poco, casi nulo caso que nos hacen cuando reclamamos algo, aquí hay una sola distribuidora de revistas en exclusiva, calculando número de kioscos por perdida promedio el monto no resulta nada despreciable ... en favor de la distribuidora por supuesto.

Sobre lo que cuenta el amigo editor, coincido con la mosca, es más, hay un eslabón intermedio: el repartidor, que además de la furgoneta debe cargar con el cuter porque a él es a quien toca desembalar los paquetes de 25 unidades, el problema no es el número de unidades, mas bien la cantidad de títulos que me traen y no se venden, una quiosquera vecina me contó que le hizo una lista de las publicaciones que no quería que le mandaran con el fin de que la factura sea mas reducida y efectivamente, dejaron de mandale aquellas pero le enviaron otras nuevas y desconocidas que al final la factura hasta se le incrementó, yo por estos días estoy haciendo devolución de cromos, salvo unos de "rebelde" y "fichas de la liga" el resto estoy devolviendo entre 90 y el 100% de los recibidos.

Un saludo a todos

 
At 26/2/07 21:13, Blogger dalr said...

Lo que cuentas, Xeanpaul, es totlmente cierto. Nosotros hicimos lo mismo (pedir a la distribuidora mayoritaria una reducción de servicio en las revistas que no se vendían). Redujeron algo (aunque no todo lo que pedimos y absolutamente nada en determinadas cabeceras especialmente abultadas). A cambio, nos aumentaron otras que se vendían aún menos. El resultado, la facturación igual o superior. Pero aún hay más. Al mes siguiente empezaron a subir los envíos de las que habían rebajado y al poco tiempo ya estábamos igual... sin disminuir las que aumentaron a su cuenta y riesgo. ¿Puede haber algo más? Pues sí. Sobre una revista en concreto que no les dio la gana rebajar conseguimos hablar con ellos y les digimos que ya estaba bien. La señorita del teléfono tenía delante un listado de todo lo que me habían servido de esa revista (luego, no cabe aducir desinformación) y nos dijo que en el año nosecuántos vendimos tantas como nos traían (a saber qué regalaban entonces, o quién se despistó con el paquete de devolución). Cuando le digimos que de eso hacía un siglo y que nosotros ni siquiera teníamos el quisoco nos respondió, tan ricamente... "si no saben vender no es mi problema" (SIC).

Pero esta desfachatez no es lo peor que puede pasar. me contaron de un compañero que pidió, explícitamente, que no le mandaran más promociones con los periódicos ya que no pensaba venderlas. La respuesta de la distribuidora fue cortarle el servicio argumentando que las promociones son fundamentales para la venta y que por tanto, si no hay promociones, no hay periódicos. Al hilo de eso, en una emisora discutían esta mañana sobre si la vajilla del ABC o las sartenes de La Razón. Y lo único que se les ha ocurrido añadir es que hacíamos competencia desleal a los comercios que no pueden abrir en domingo. Manda huevos!

 
At 26/2/07 23:24, Anonymous Anónimo said...

Francamente Quiosquero has tocado la piedra filosofal de nuestro gremio, con El pillo, el imbecil y el pagano, cuando leí tu articulo me di cuenta que tus reflexiones son un clamor, pero aún hay cosas peores como indica nuestro amigo xeanpaul, a nuestros compañeros de Avila (lugar cercano del kiosco de xeanpaul), cuando tienen un rehuse por fuera de plazo, les obligan a recogerlo en la distribuidora si quieren recuperar el genero, además les hacen ir unos días en concreto, si se les pasa el plazo tambien lo pierden.
Bueno ya seguire otro día.

Saludos a todos

La mosca

 
At 20/3/07 21:49, Anonymous paparolo said...

creo q la presion de los editores sobre las distribuidoras es la raiz de muchos de los problemas.

 
At 30/5/07 11:34, Blogger xiscofiol said...

Amigo editor, quizás puedas sacarme de dudas. En una conversación en la que había un distribuidor se comentó que la asociación de distribuidores estaba negociando con los editores el cobro de un porcentaje pequeño fijo por distribución y otro mayor por la venta, de ser así, no es de extrañar que la distribución vaya como vaya. Si sabes algo al respecto podrías comentaralo.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home