jueves, febrero 01, 2007

Ventas por teléfono

Las técnicas de venta han ido cambiando a medida que avanzaban los tiempos. Recuerdo al típico vendedor de mantas que instalaba su furgoneta en la plaza del pueblo y, a pleno pulmón, vendía una manta por 1000 pts. y, en las mismas 1000 pts., empezaba a añadirle colchas, más mantas, juegos de toallas, cortinas… mientras que, con su verborrea, intentaba convencer a los pueblerinos de que serían idiotas si dejaban pasar tamaña oportunidad.

Se pasó al vendedor de enciclopedias a domicilio, al bombardeo de buzones a golpe de gangas, a las reuniones en salas de hotel… hasta llegar a la venta por teléfono.

Por principio, me niego a que invadan mi intimidad e intenten colocarme un producto que, en caso de necesitarlo, ya lo buscaría yo en el mercado. Me molesta, además, que me larguen sin respirar un rollo previamente aprendido.

Alguna de estas llamadas, sin embargo, me provoca risa. Van las tres últimas.

- Riiing, riiing, riiing…
- ¿Dígame?
- Buenos días. Soy fulanita de las oficinas del Periódico de Catalunya. Estamos haciendo una campaña para promocionar la suscripción al diario.
- No.
- ¿No está interesado?
- No, no leo periódicos, los vendo.
- ¿Cómo dice?
- Que yo vendo periódicos. Está usted llamando a un quiosco.
- ¡Ja, ja, ja…! ¡Qué plancha! Nunca me había pasado nada igual. ¡Ja, ja, ja…!
Tronchaíta de risa. Simpática.

- Riiing, riiing, riiing…
- ¿Dígame?
- Buenoh díah –acento argentino-. ¿Hablo con el señor Quiohquero?
- Sí –seco-.
- Quiosquero –me tutea-, chapuntocom te ofrese una línea ADSL de tropesientoh megah, antiviruh gratuito… y leshe mohca. Todo ello por el módico presio de 29,90 euroh. ¿Qué te parese Quiohquero?
- No.
- ¿No ehtáh voh interesado?
- No.
- Pueh tú te lo pierdeh.
- ¡Ehhhhh! ¡Quieta pará! De momento eres tú quien pierde la venta.
Ya había colgado. ¡Ehtúuupida!

La última me sucedió ayer. Dalr tenía asamblea de periodistas digitales y no podía venir a ayudarme a cerrar, así que le dije a Quiosquera que viniera ella. Si llegaba pronto podría tomarme un cortado y echar una meadita.

A las seis y media.
- Riiing, riiing, riiing.
- ¡Que me meo!
- …. –silencio-.
- Vamos, chica, que me estoy meando.
- Mmmm… Soy menganito –voz de Constantino Romero, agradable y pausada- de teledos. ¿El responsable de la línea?
- Yo mismo.
- Verá Don Quiosquero, teledos le ofrece teléfono sin cuota fija, ADSL, televisión…
- No.
- ¿No le interesa pagar menos?
- No.
- No lo entiendo.
- Y yo tampoco. No.




12 Comments:

At 1/2/07 17:04, Blogger dalr said...

A mi también me llamó la de suscripciones de La Vanguardia. Me preguntó si compraba a diario La Vanguardia y le dije que entre 80 y 100 ejemplares. La tía se quedó parada y mientras balbuceaba algo parecido a "como..." le dije que era quiosquero. También le dio un ataque de risa y entre cacajadas me dijo que "entonces me parece que no le interesa". Está claro que los vendedores del departamento de suscripciones de los periódicos todavía conservan el humor. En alg@ explicaré otra anécdota totalmente distinta.

 
At 1/2/07 19:58, Anonymous quiosquera said...

Pues a mí también me pasó algo gracioso hace un tiempo, aunque en este caso no fue en el quiosco en donde "metí la pata". Veréis: eran ya más de las 8 de una tarde de verano cuando sonó el timbre de casa. Me sorprendí. No esperaba a nadie. Miré el rejoj y me dije: "jolín, otra vez se me ha olvidado sacar la bolsa de la basura a la puerta". Siempre tiene que acabar pidiéndomela el conserje". Sin encender ni la luz del recibidor, abrí la puerta y alargué la bolsa a la persona que tenía en frente. Al momento me di cuenta de que era más alto que nuestro conserje y llevaba camisa blanca y corbata: era un vendedor de no sé qué. Cuando traté de explibarme, me dijo: "no hace falta señora. Usted és la tercera que me obsequia con la bolsa de la basura. Buenas tardes" y se fue.
En fin, los hay con poca paciencia... si otro día piensa volver, que se entere primero de los horarios de recogida ¿o no?

 
At 2/2/07 12:30, Blogger KUTXI said...

A ver si hoy puedo, que ayer acabé desesperado con el 'word verification'...

Pobrecillo el de las bolsas de basura, jajaja. Yo tengo alguna anécdota también con vendedores telefónicos, a nivel casero, eso sí. Y un buen montón de cuando trabajé de teleoperador de asistencia en carretera, algún día tendré que hacer un post.

Un saludo, quiosqueros.

 
At 2/2/07 12:55, Blogger Jaime said...

Si bien es cierto que a veces estos "vendedores" son de un oportuno que dan ganas de pedirles su razon social para ir a quemarla con gasolina y queroseno... tambien es cierto que son una oportunidad.

Me explico. ¿Cuantas oportunidades tenemos al dia (la gente que trabajamos en una cueva y no tratamos con el publico) de entrenar nuestras habilidades dialecticas?

pocas...

Yo aprovecho estas conversaciones para superar un reto. Escapar de sus argumentos con los mios propios de manera que hasta el mas avezado de ellos no tenga por donde pillar cacho y seguir insistiendo. Cerrarle hasta la mas minima salida a su argumentacion.

Ejemplo:

Op- ring, le llamamos del banco cantabrianocentralhispano. Podemos hablar con Ud.?

- puede puede...

Op- Estamos en esas fechas del año, despues de las vaciones donde siempre hay gastos inesperados, la vuelta al cole, los niños y le hemos preconcedido un credito.

- Gracias no lo necesito. No tengo hijos.

Op- Pero siempre hay esos gastos de vuelta al trabajo para los que este credito que le hemos preconcedido sera ideal...

- Seguramente, pero en estos momentos disfruto de una liquidez envidiable.

Op- Ah....

- Como lo oye!

Op- Entonces, claro, no lo necesita.

- Pues no.

Op- Gracias

- A ti salerosa.

---

por supuesto es mentira, no la conversacion, sino lo envidiable de mi cuenta corriente.

un saludo!

 
At 2/2/07 13:42, Blogger KUTXI said...

Sí, Jaime, yo a uno de Tele2 le dije que no quería ahorrar en mi factura telefónica, que me sobraba el dinero. :-D

 
At 2/2/07 15:31, Anonymous Anónimo said...

Pues yo ya ni descuelgo el teléfon. A la que mi DOMO me dise "Número desconocido", pues na... que dejo que salte el contestador. Nunca dejan mensaje. A parte, que no queda registro que han llamado.
De chica me dijeron que no hablara con desconocidos, y como que yo soy muy aplicá... Que se chinchen esos pesaos.
ERF @:-p

 
At 2/2/07 19:20, Blogger Quiosquero said...

Yo no tengo DOMO, ERF. Hago lo mismo que tú si me llaman al móvil. Si pone número desconocido es alguien que tiene algo que ocultar y mis familiares y amigos suelen ser francos.

 
At 2/2/07 21:39, Blogger dalr said...

Kutxi, ayer blogger fue una pesadilla. Espero que todo vaya mejor hoy... Esperamos ese post sobre kutxi televendedor (que suena a un modelo de barby, pero con más gracia ;)

Jaime, muy cierto. En ocasiones un vendedor de estos te puede alegrar un día gris. Pero te tiene que pillar con ganas... y tiempo.

ERF, así me gusta. Obediente. Es que siempre has sido muy buena chica.

 
At 3/2/07 15:36, Anonymous Alba said...

Jajajaja he entrado en este Blog desde el de Parejita Life Style i la verdad esque me ha parecido muy interesante:P. Ahora veré al quiosquero de al lado de mi casa que se pasa la hora jugando a la pelotita con mejores ojos.
Por cierto reza para que no te toque la variantes de enquestador pesao. Esos deberian estar prohibidos...

 
At 3/2/07 18:15, Blogger dalr said...

Gracias por la visita Alba. La verdad es que nosotros ya tenemos un ejército de encuestadores de distintas ediotriales y distribuidoras que llaman o se pasan cada semana para preguntar las cosas más peregrinas sobre el servicio. El problema es que no hacen ni caso de lo que les contamos. Tendremos que decirles que se lean el blog. Por cierto, a mi también me gustó mucho el juego de ender y ahora que lo hemos tenido en el quiosco se lo he colocado a medio barrio :D

 
At 3/2/07 21:04, Blogger Nodisparenalpianista said...

Una vez en una llamada de nosequepuntocom que me estaba tostando con una adsl o algo así le dije "es que no tengo ordenador". Silencio. Bloqueo. "Ah, vaya".
Le rompí el saque pero bien.
Ahora estoy esperando: al próximo que me taladre con descuentos telefóncios le diré: "yo no tengo teléfono". ¡Apuesto a que le da un infarto!

 
At 5/2/07 14:23, Blogger Quiosquero said...

nodisparealpianista, muy buena. Seguro que el encuestador se pregunta de dónde le viene la voz. A lo mejor ni eso y la respuesta le parece tan normal.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home