jueves, agosto 09, 2007

Almería: publicidad y quioscos

Las vacaciones son como el dinero: se pueden gastar, invertir e, incluso, ahorrar. Ahorrar las vacaciones es una tontería porque ni producen intereses ni se pueden acumular; una vez ha pasado el año, Hacienda (empresario) las expropia. Quiosquera y yo tenemos por costumbre invertirlas. En salud física y mental (descanso, cambio de costumbres, desconexión), en cultura (lectura y viajes) y en afectividad (familia y amigos). Este año, sin embargo, yo simplemente las estoy gastando. Aunque Salva está a punto de obtener la licenciatura, todavía tengo que resolverle determinados temas desde la distancia Y descubrir gazapos en facturas y albaranes atrasados. Y planificar la próxima temporada para que, al menos, se mantenga el índice de "beneficios".

En Aguadulce el calor aprieta y ahoga y, casi cada día, nos acercamos a Almería. No es que allí no haga calor pero durante los veinte minutos que empleamos en el desplazamiento vamos fresquitos con el aire acondicionado a tope. Paseamos un rato por la ciudad y volvemos. En estos paseos vamos observando cómo proliferan los quioscos del tipo Kioskator y nos paramos a examinar su distribución y a envidiar al colega de turno detrás de su mostrador acristalado para que no se desperdicie ni una gota de aire fresco. Y admirar a los clientes que utilizan el self service y, en rigurosa cola, se acercan a la ventanilla a pagar sus compras.

Anteayer, Quiosquera se enrolló con una joven quiosquera, M.J., que nos estuvo explicando, por encima, el modo de funcionamiento en cuanto a publicidad y trato con las distribuidoras.

En Almería hay dos distribuidoras: Distribuidora almeriense (o algo parecido) que sirve los periódicos y SGEL (vieja conocida) que se encarga de las revistas. Hay problemillas en las facturas:
- SGEL, seguro –aventuré.
- ¡Qué va! SGEL funciona de maravilla. Es raro que alguna de sus facturas dé problemas. Y cuando se producen nos acercamos a sus oficinas y, la mayoría de las veces, se resuelven a satisfacción.
- ¿Cobran mucho de portes?
- ¿Portes? Que yo sepa no se paga nada (M.J. es empleada).
- Lo que tiene que ser un cacao es guardar los paquetes de devolución hasta el día que pasan a recogerlos.
- ¡En absoluto! Cada noche dejamos en el buzón los periódicos que nos han sobrado y, cuando llega el repartidor por la mañana, recoge su paquete y nos deja los diarios nuevos.
- ¿Todos los días?
- Todos los días, incluso fines de semana y festivos. Y las revistas las entregan a quiosco abierto. El repartidor me da sus paquetes y retira los que hemos preparado para devolver.
- ¿Todos los días?
- No. Los festivos, como no reparten, tampoco retiran.
- ¿Pagan bien la publicidad?
- Me parece que son 200 € al mes…
Un intermedio, pensé, entre lo que paga CEMUSA y JCDECAUX en Barcelona.
- … por cartel.
- ¡Coño! –se me escapó-. Todo esto lo gestionáis a través de la asociación ¿no?
- Aquí no hay ninguna asociación. Vamos por libre.

Hablamos de más cosas: de la cartoná, de la venta de diarios, de la educación de los clientes, de porcentajes… No nos pudo contestar a todo porque muchas cosas no pasaban por sus manos, pero empezamos a hacernos una idea de los quioscos almerienses. Como resulta, además, que M.J. cumplía años aquel día, Quiosquera se acercó al almacén ambulante y le regalamos "Pies para quiosquero".

De vuelta a Aguadulce íbamos comentando la jugada. ¡No podía ser! Es imposible que en Almería se pague la publicidad mejor (qué digo, mejor; muchísimo mejor) que en Barcelona. Invadí el ordenador de mi hermana y recurrí a mi amigo Google. No encontré referencias a la Asociación de Vendedores de Prensa de Almería. Sólo una nota que indicaba que había sido absorbida por la de Granada.

Volvimos al día siguiente y mantuvimos una larga conversación con el dueño de Kioskator. Resumimos.

Publicidad
· Los quioscos de Almería tienen entre 6 y 8 Mupis. El modelo actual consta de 3 Mupis traseros, 2 en un lado y 1 en el otro. El espacio que sobra en este último lado está ocupado por el buzón.
· Cada Mupi se paga a 200 € mes, independientemente de la ubicación del quiosco. La empresa de publicidad pasa religiosamente por el quiosco cada mes a pagar.
· La contratación de la publicidad se ha hecho en trato directo entre el quiosquero y la empresa intermediaria. Los quiosqueros llegaron a este acuerdo sin intervención de asociación alguna.

Distribuidoras
· Hay 2. Una para diarios y otra para revistas.
· Se pagan portes.
· Las diferencias de género se resuelven por teléfono o en trato directo, nunca a través del repartidor.
· Las distribuidoras tantean a los quiosqueros. De vez en cuando, con testigos, sirven género de más. Quien devuelve el género sobrante goza de credibilidad en sus reclamaciones y no suele tener problemas.
· Los diarios tienen un descuento del 20%; las revistas, del 25%. Hay revistas con descuento del 30% pero no supieron aclararme si sólo se trataba de las infantiles o había otras.

Asociación de vendedores
· Fenecida por incompetencia.

Canón del ayuntamiento
· 1.800 € anuales en un solo pago (Kioskator, ubicado en la calle principal de la ciudad) frente a los 2.940 que se pagan en Barcelona (calles secundarias).

CONCLUSIONES

Publicidad
En Barcelona hay tres empresas que proporcionan publicidad a los quioscos:
· CEMUSA. Sobre los 100 € mensuales.
· SOPORTES URBANOS. Sobre los 400 € mensuales.
· FERCACOMPEN. Sobre los 550 € mensuales.
Antes de levantar la persiana, un quiosco de Almería con 6 Mupis (lo normal) habrá ingresado 811 € mensuales (650 de publicidad y 161 de canón) más que el quiosco mejor pagado de Barcelona.

Portes
· En Barcelona nos sirven género 5 distribuidoras. Redondeando, se traduce en un cargo de 100 € semanales en "servicios auxiliares".
· En Almería, por el mismo servicio, se pagarían 40 €.
· En un mes, un quiosco en Almería tiene 260,4 € menos de gastos en portes que uno de Barcelona.

Sólo en Publicidad y Portes, los quioscos de Almería sacan una ventaja de 1.071,4 €/mes a los de Barcelona, que se irían a 1.521 € si el quiosco barcelonés tiene la publicidad con Cemusa. Y sin asociaciones…

Cataluña se ha considerado siempre como el motor de la economía española y Barcelona su cabeza de puente. La esposa de un altísimo cargo de la Generalitat de Catalunya dijo en una ocasión que no tenía previsto pasar sus vacaciones en Andalucía porque no le seducía visitar el tercer mundo. Parece que están cambiando las tornas. A menos que el señorito andaluz haya cambiado el cortijo por quioscos y los quiosqueros barceloneses seamos subsaharianos.

6 Comments:

At 10/8/07 06:44, Anonymous Txetxu said...

Muchas vacaciones, pero te llevas el "quiosco" encima.
Mientras disfrutéis con ello no está mal.
Me impresionan y encantan tus análisis siempre precisos de la gestión cotidiana.

 
At 11/8/07 08:27, Anonymous Alfonso said...

Parece que a pesar de que los problemas de los puntos de venta son más o menos comunes en todo el territorio nacional, en cada lugar las cosas funcionan de diferente manera.

En Pontevedra tenemos dos distribuidoras -antes tres, pero una absorbió a otra-, que son Noroeste (Logista), que distribuye revistas y prensa internacional, y Boreal, que se dedica a la prensa local y nacional y desde que absorbió a Carballa y Carrasco, también a las revistas.

Noroeste reparte todos los días excepto sábado y domingo -la prensa internacional de los tres días nos la entregan de golpe el lunes- y recoge la devolución los lunes o martes. Portes, entre veinte y cuarenta euros a la semana, según antiguedad. Todo el mundo paga. Hasta hace un año era imposible hablar con ellos por teléfono, no tenían correo electrónico y todo iba a través del repartidor. Corregían los errores que les daba la gana y un pedido de un ejemplar atrasado podía tardar meses. Ahora, desde que pertenece a Logista, se han humanizado bastante, responden al teléfono, tienen un correo electrónico para pedidos y no suelen tardar más que unos días en enviarlos, excepto cuando hay que pedirlos al editor.

Boreal hace dos repartos, uno con la prensa, que suele estar en el punto de venta sobre las seis y media de la mañana, y otro de revistas, que se hace alrededor de las once. La prensa, obviamente, se reparte todos los días, pero las revistas solo de lunes a jueves. El viernes en el segundo reparto nos dejan las promociones del fin de semana. Portes, alrededor de veinte euros a la semana. Los errores en factura se suelen arreglar por teléfono y los de reparto, con el repartidor. Los pedidos hay que hacerlos en un talonario que ellos mismos nos venden y no tienen dirección de correo electrónico ni los admiten por teléfono excepto en casos puntuales o muy urgentes.

Ambas distribuidoras exigen un aval que anda ahora por los cinco mil euros para empezar el servicio en el caso de quioscos nuevos.

Aquí prácticamente no existen quioscos con publicidad, ya que la mayoría de ellos están ubicados en locales.

La Asociación funciona -doy fe-, y mantiene convenios y acuerdos verbales con las distribuidoras, ya que estas nunca firman ningún papel que les comprometa. Generalmente respetan lo acordado.

Los periódicos locales Faro de Vigo, La Voz de Galicia, Diario de Pontevedra y El Progreso hacen cada uno su propia distribución. Excepto La Voz de Galicia, que no respeta nada, los demás no dan problemas de ningún tipo.

 
At 18/8/07 18:14, Blogger kioskero said...

Quiosquero, felicidades por ese trabajo de investigacion y por el resumen informativo de la situacion, pero no se te olvide que estas de vacaciones y que si no controlas "el veneno quiosqueril" te puede crear un sindrome de abstinencia.
Un saludo y disfruta que en breve llega la cartona.

 
At 31/8/07 22:24, Anonymous Anónimo said...

Pues, lo de la publicidad está claro. La Asociación que está en Almería (y Granada), no es corrupta, no se vende y no perjudica a los vendedores.

La experiencia nos ha enseñado que cuando una Asociación interviene en negociaciones, el vendedor acaba perdiendo (dignidad y dinero).

Eso es lo que me gusta de la Asociación de Juan Paniagua (Presidente de Granada y Almería, por deseo de sus compañeros). Cuando alguna empresa viene a negociar busca lo mejor para sus compañeros y luego traspasa la información. Así son los propios vendedores quienes tratan con la empresa en cuestión.
Siempre deja claro que "no cobra", "no admite regalos" y no acepta alagos.

En Almería se ha hecho como debe ser. En Granada negoció " la otra Asoción" y en Málaga, en Sevilla, en Córdoba, en Jaén y...

Así no cobran más que miseria, la tajada se la comieron por el camino, los mismos de siempre.

Quede claro.

www.vendedoresdeprensa.com

 
At 27/12/07 16:16, Anonymous Anónimo said...

buenas tardes he leido sus comentarios y quiero comunicarle que mi empresa es la que construye los quioscos y la que animo a los quiosqueros de almeria a poner esos quioscos,si quiere mas informacion mi numero de telefono es 605264481

 
At 31/12/07 15:27, Blogger dalr said...

Apreciado anónimo. Gracias por la información y, sobre todo, por hacer unos quioscos tan chulos. Mándanos más información e iremos informando de lo que hacéis. Y si, ya puestos, os apetece poner publicidad en el blog, acordamos unas tarifas estupendas ya mismo... ;-)

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home