martes, agosto 28, 2007

Si "La Vanguardia" pudiera hablar

El ciclo de la vida continúa. Hemos llegado a la luna, hemos inventado los ordenadores y, con ellos, la prensa digital. Hemos cambiado las lámparas de aceite por la luz eléctrica y un largo etcétera, pero hay cosas que jamás cambiarán.

Ésta ha sido mi reflexión tras venderle el pasado domingo, cinco Vanguardias a una señora.

Veréis:
Recuerdo que, cuando yo tenía 3 ó 4 añitos, en casa se compraba La Vanguardia todos los domingos. Mi casa era uno de tantos hogares humildes de la época y a mí, niña precoz, me dio por pensar en por qué sólo la comprábamos los domingos, si todos los días vendían periódicos.
Como nunca me podía estar callada, se lo pregunté a mi padre y él fue quien me hizo ver la luz. Me confesó que los periódicos eran caros y que, por lo tanto, nosotros no nos podíamos permitir comprarlo todos los días. También me dijo que por eso siempre escuchaba el Diario hablado por la radio (entendí por qué no podíamos gritar y jugar a los indios mi hermano y yo cuando él escuchaba el parte : estaba leyendo el periódico). Además, siguió, cuando ya lo hemos leído, como es el que lleva más hojas nos permite envolver los bocadillos de toda la semana y, el resto, son esos papelitos que hay colgados en el water. Quedé maravillada de lo que era capaz de dar de sí un periódico.

Sigo:
El domingo llega una señora y me pide 5 Vanguardias. Se las entrego y le pregunto si quiere que le haga factura.
La mujer me contesta:
c : gracias, señora, es Vd. muy amable pero no hace falta; son para casa
q: ¿las cinco?
c : sí
q : ¿quiere llevarse algún País ?
c : no, no, prefiero La Vanguardia que, hoy domingo, lleva más hojas
q : (con cara de boba) Ah,
c : verá, es que estoy criando 5 perritos y los estoy enseñando a hacer el pipí donde yo quiero.
q : Ah, ya
c : bueno pues, nada adiós y que pasen un buen día
q : adiós

Quiosquero y yo nos miramos y le dije: ¿lo ves? y encima hay quienes quieren hacernos creer que la prensa escrita tiene sus días contados... no le des más vueltas. Es el ciclo de la vida. Al final, todo acaba allí donde empezó.

Quiosquero me miró con ojos pícaros y me espetó: pobres perritos, no querrás que intente enseñarlos a mear sobre los bits.

2 Comments:

At 29/8/07 08:21, Blogger Juan Manuel said...

Muy bueno tu post, Quiosquera... Ahora, a proponer un estudio-encuesta al CIS o a algún otro organismo similar con el siguiente tema: Diario preferido por los animales domésticos para hacer sus necesidades... Subtemas: Número de páginas, textura del papel, resistencia a la consiguiente humedad, facilidad para recogerlo, etc., etc.... El Diario granador obtendría un buen reclamo: "Según el estudio del CIS, éste es el mejor diario para que Ud. recoja los deshechos de su mascota"... (después, de leerlo, claro. O no? Y los vendedores de animalitos también lo podrían utilizar: "Las caquitas de este perro admiten para su recogida TODOS los diarios impresos, incluyendo El Mundo, ABC, etc., etc....

Ahí queda la idea para quien la quiera aprovechar...

Y hablando de periódicos, el otro día, Dani, mi nieto, descubrió un error garrafal en la cartilla de Sport para los cupones del reloj del cincuentenario del Nou Camp... Cuando recorté el primer cupón y se lo enseñé, me preguntó cuántos cupones hacían falta. Le di la cartilla diciéndole: "Mira; todos estos; cuéntalos y así sabrás cuántos son". Empezó a contar, leyendo los números, y de repente, me dice: "Yayo, se han equivocado: Han puesto un 2 y tiene que ser un 8"... y se puso a reir a carcajadas... Me giré, incrédulo.... y resultó que sí, que hay un garrafal error de imprenta en la tal cartilla, y en el espacio reservado para el cupón número 8, pone CUPON 2" ¡Toma ya!

Saludos de miércoles para tod@s... Jó, qué larga se está haciendo esta semana...

 
At 29/8/07 09:00, Blogger quiosquera said...

Una buena idea, sí señor. A ver si cuando los del CIS no tengan trabajo, se dedican a cosas serias.
Lo de Dani es la monda. A este niño le van las mates. Ja,ja,ja...

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home