miércoles, febrero 04, 2009

Todo el mundo quiere a Salva

Salvo algún malentendido puntual con clientes muy, pero que muy puntuales, Salva se ha hecho un hueco en el corazoncito del barrio. Casi todos los clientes aprovechan las ocasiones en que nos ven para reconocer su amabilidad y destacar la suerte que hemos tenido de encontrar a (o ser encontrados por) alguien tan educado y atento con la clientela. Esta situación se produce con especial énfasis cuando esperan ver en el quiosco a un chicarrón de allende los mares y se encuentran (¿decepcionados?) con alguien como por ejemplo... yo.

- ¿Está bien Salva? -preguntan alarmados.
- Sí -respondo-. Lo sustituyo un ratico porque tenía que hacer una gestión.

Y entonces me cuentan maravillas del chaval y se marchan dejándole recuerdos. Si, como hoy, no está porque no se encuentra bien, la cosa se multiplica. Todo el mundo quiere a Salva. Y a veces parece que concursen a ver quién lo quiere más. Pero esa batalla la tienen perdida. Quien más quiere a Salva en días como estos soy yo sin ningún género de dudas. Y cuanto más avanza el día, más lo quiero y más rezo por su pronta recuperación.

Y es que cuando Salva se pone malo, como hoy, y yo por extrañas circunstancias de la vida no tengo ningún compromiso laboral ineludible, como hoy, me toca abrir a mi. Como hoy.

La mañana ha empezado tranquila y mientras abría sólo me han interrumpido dos veces para pedirme periódicos que, obviamente, estaban en el último paquete del montón. Las ventas han ido más o menos escalonadas y el reparto de revistas (el miércoles es EL DIA de las revistas) y cartones ha llegado sin incidencias (salvo que se considere incidencia que te desparramen en mitad del quiosco tres quilos de cartón mientras diez personas te piden números atrasados de coleccionables que ya has devuelto). Los momentos de más movimiento se han producido entre las ocho y pico y las diez. Y no se han debido tanto a una gran afluencia de compradores (que tendría su gracia) sino a pequeños atascos producidos por... ¿clientes peculiares?

Ya comentaba ayer Quiosquera que últimamente a la gente le ha dado por romper la hucha. Vienen cargaditos de monedas entre las que destaca una abundante marea de céntimos sueltos. Se plantan en mitad del paso. Piden lo que quieren. Lo buscas, lo pasas por el ordenador (bloqueando toda posibilidad de hacer otra venta hasta que cierres la cuenta) y les dices la cantidad. No había nadie esperando, pero ya han llegado dos personas más con cara de tener prisa. El cliente abre el monedero. Con calma. Empieza a rebuscar diciendo algo como "te va bien el cambio". Ya la hemos liado.

Para empezar. ¿Porqué intentamos pasar por altruismo lo que en realidad hacemos por conveniencia? Yo ya me ocupo de tener cambio suficiente. Y estamos en un quiosco. Si algo sobra en un quiosco son monedas. De hecho, todo lo que hay en el cajón de un quiosco son monedas y los pocos billetes que hay son los de 50 euros que te endilga el simpático de turno a las 8 de la mañana (seguro que para hacernos el favor de aligerarnos de peso). Es nuestra obligación tener cambio (en la medida de lo posible) y aceptar que nos paguen como quieran (preferiblemente, en dinero). Pero toca mucho las narices tener que dar las gracias con una amplia sonrisa cuando te están jodiendo. En fin.

Que los de las prisas empiezan a soltar monedas sobre el mostrador y a agitar billetes mientras el cliente en cuestión sigue contando. 5, 10, 15, 17, 19, 21, 23, 24, 25... Cuando llegue al euro con diez céntimos soltará un montón de chatarra sobre el mostrador con la bonita frase... "Creo que está bien pero cuéntelo por si acaso". Mi primera intención siempre es contarlo despacito pero los impacientes empiezan a ponerse agresivos así que miro una décima de segundos y como si fuera Dustin Hoffman en Rayman le digo que está correcto y paso al siguiente. El problema es que como hay tanta moneda el cajón está lleno y además no tengo tiempo de ir colocando cada centimito en su sitio ni mucho menos hacer paquetes. Así que en dos minutos el mostrador parece un campo de batalla con montoncitos de monedas cual cráteres a los que intento asignar mentalmente la cara de un cliente y el producto que, por supuesto, no he podido pasar al ordenador.

En cualquier caso hoy ha habido una señora que se ha llevado la palma al cliente plasta de la semana. No teníamos esta categoría aún y normalmente quedaría desierta ya que los clientes suelen comportarse. Pero hoy me ha tocado hacer lo que menos me gusta que es salir de casa antes de que salga el sol (una hora estupenda para acostarse) la señora se lleva el premio.

Ha llegado como era de esperar:

- ¿Y el Salva?
- Malo.
- Qué chico más majo. ¿Y su padre?
- Malo también.
- Muy simpático, su padre. ¿Y su madre?
- Trabajando.
- También es muy simpática, su madre. Son muy simpáticos los dos.
- Sí que lo son, sí (qué le iba a decir...)

Y entonces, empieza a contarme historias de cuando era pequeña. Que si antes la juventud era así. Que si la gente ahora no trabaja. Que si las mujeres no se ocupan de la casa. Que si yo estoy casado (ahí me empiezo a mosquear, y la gente se va acumulando). Ella no se cosca o no se quiere coscar de la cola y sigue con los suyo. Que si su hijo tiene mi edad y tampoco se ha casado. Pero el mayor sí. Y...

Harto de las miradas furiosas del resto de clientes me pongo a atenderlos mientras voy mirándola y asintiendo con cara de interés y comprensión. Debo ser un pésimo actor porque no ha colado. No le he visto la cara pero se ha marchado sin despedirse y a paso ligero. Está claro que soy la oveja negra de la familia. Yo no soy simpático. Pero quiero a Salva. Quiero que se ponga bien. Que vuelva. Por favor. Por favor...

16 Comments:

At 4/2/09 14:19, Blogger Diego said...

Cuando Compre el monitor de mi pc pagué una parte con tarjeta y la otra con una gran variedad de billetes y monedas de todos los tamaños.

Fueron unos 30 euros en un billete de 20 € y luego monedas de todos los valores. El dependiente dijo que le venia bien el cambio, pero de todas formas yo le dije que si quería me acercaba al cajero y sacaba dinero

 
At 4/2/09 14:33, Blogger Shelley said...

El último cliente que quiso pagarme con un billete de 50 euros ahora lleva escayola, con eso lo digo todo.

P.D: Se rompió la rótula jugando a fútbol, qué os habíais creído, JE

¡Byez!

 
At 4/2/09 14:53, Anonymous Anónimo said...

una vez medieron tanta chatarrilla,
que la confundi con perdigones, y al cliente con un llavero cojido a tres palillos. Todos los perdigones dieron en el blanco, o morao, ahora no me acuerdo

 
At 4/2/09 17:37, Anonymous Anónimo said...

oye leed los mensajes en adi
no veas el cachondeo con este sr trujillo.resulta que nos dicen que le llamemos por telefono y el tio todo el mdpo el tio desaparecido en combate.
nunca tuvo un pelo de tonto

 
At 4/2/09 17:59, Blogger Shelley said...

Sí, son muy interesantes...

Especialmente el mío.

Byez.

 
At 4/2/09 19:16, Anonymous Anónimo said...

En contraste con revista cuerpomente grupo rba tenemos SALUD ALTERNATIVA febrero,publicación que por contenido puede satisfacer perfectamente las espectativas de aquel cliente que compra este tipo de publicaciones,intentemos darle la prioridad que se merece frente a cuerpomente,salud vital.

PLATAFORMA

 
At 4/2/09 19:29, Anonymous Anónimo said...

jijiji.Permite que me ria un poquito epro es que para los que no estamos acostumbrados a estar en el kiosco se nos hace cuesta arriba; yo rezo todas las noches para que a mi madre (es la que lleva el quiosco conmigo) no le pase ni se costipe,ni nada de nada.
De todas formas yo ya empiezo a acostumbrarme mi quiosco es un consultorio de psicología, un chiringuito de información turística, también doy la hora y además vendemos algún que otro diario.
Cris

 
At 5/2/09 08:21, Anonymous Anónimo said...

el mensaje de Shelley no tiene desperdicio, fenomenal como comenta un tal cualquiera, no se, pero la respuesta de este, suerte que se cree inferior. esta en adi

 
At 5/2/09 08:34, Anonymous Anónimo said...

time out
nada, sigue en 8x1, la semana que viene u la otra empate, ya habre devulto las 8 ultimas

 
At 5/2/09 08:36, Anonymous Anónimo said...

*** El Vendedor de Prensa
Opiniones, sugerencias y más sobre el mundo del Vendedor de Prensa. ***

1.- Entre a: http://elvendedordeprensa.superforo.net
2.- Pinche "Registrarse"
3.- Entre "Nombre de usuario" (seudónimo), "Correo electrónico" y "Contraseña" y pulse "Registrar".
4.- Recibirá un email en su correo sobre el que debe clickar para quedar activado.
5.- Acceda a su perfil e indique la ubicación de su quiosco. La ciudad y privincia,al menos.
6.- Espere a que el administrador lo detecte y le dé los permisos adecuados.

 
At 5/2/09 11:11, Blogger Jose said...

Segun carta recibida hoy por un compañero declaran invalida la candidatura presentada por El sr.Jordi Rizo y ya no hace falta que vayamos a votar sigue el SR.COLLADO..... R.I.P

 
At 5/2/09 11:28, Anonymous Anónimo said...

DEMONIZAR A LA JENTE A ALGUNOS SE LES DA MUY BIEN .EN ESTE CASO A SR.COLLADO(BILADEN ) PARA ALGUNOS. SOLO FALTA QUE PARA LOS ASOCIADOS DE SANPAU MONTEIS UN GUANTANAMO , Y NOS ENCERREIS A TODOS DENTRO , PARA PODER MANEJAR EL COTARRO A VUESTRO ANTOJO . ESA ES LA UNIDAD .....QUE VENDEIS.

 
At 5/2/09 11:48, Anonymous Anónimo said...

Para san plablo cuantanamo
para otros ponlamano

 
At 5/2/09 12:09, Anonymous Anónimo said...

No os fieis de los santos, entiendes lo que te plablo.

 
At 5/2/09 12:53, Anonymous Anónimo said...

el mejor comentario que en visto en meses, no se quie lo ha escrito, al margen de que por lo menos vende.


vivan los comentarios
Vivan los comentarios,es la primera y ultima vez que entro. Cago en la mar, no veas como escribe la gente, algunos son fijos, tanto que, me cagon en la mar, ya he perdido una venta, por estar por lo quer no debo, no escribo mas, me gano la vida vendiendo, y no tocandome las teclas.

CUALQUIERA

 
At 5/2/09 13:34, Anonymous Anónimo said...

dios nos coja confesados no sabia que tanto importara ser el jefe en san pablo?.este lleva el camino de Franco yo creo que lo consiguira porque es joven todabia.conseguira alguna cosa en este mandato?. Porque tiene el record de nunca conseguir nada, al contrario cada vez menos gente en las asambleas y mas desencantada

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home