jueves, mayo 17, 2012

Canal Barcelona TV

En nuestra última columna en a:Ditoday, el quiosco como empresa, nos quejábamos de que los quiosqueros estamos poco preparados en Ciencias Políticas, Económicas y Empresariales, y nos limitamos a administrar nuestro negocio según las leyes de la costumbre y las costumbres que nos marcan nuestros proveedores. Así nos va.
En medio del inmovilismo general, de vez en cuando surge algún impulso innovador que hace renacer la esperanza de que, quizás, esto tenga una salida satisfactoria. Cierto es que la mayoría de estos impulsos se quedan en agua de borrajas, pero mientras el experimento pasa o no el túnel de pruebas, permanecemos a la expectativa y mantenemos la moral en alza.

Jordi Bastardas es quiosquero de segunda generación. Ante la disyuntiva de esperar que las cosas vayan un poco peor y cerrar, o sacar pecho y emprender la huída hacia delante, ha elegido esa última opción y recupera un anteproyecto de modernización, hace tiempo olvidado, lo reforma y lo pone en marcha.
¿Se acuerdan ustedes de canalkiosk.tv? Canalkiosk fue un proyecto de televisión de los quiosqueros de Barcelona que, nadie sabe por qué (oficialmente), se difuminó en el aire cuando ya estaba siendo instalado en algunos quioscos.
Canalbarcelona.tv es el proyecto de Jordi. Mucho más modesto, pretende facilitar información a quienes se acercan al quiosco preguntando por tal o cual monumento, parada de metro o cajero automático, liberando al quiosquero de un tiempo que, quiérase o no, se acaba dedicando a los peatones. Y, modestamente también, permite proporcionar unos ingresillos adicionales que, dada la coyuntura económica, nunca vienen mal.


• Físicamente, canalbarcelona.tv consta de una pantalla táctil de 46”, instalada en el lateral del quiosco que, en principio, estaba destinado a exponer revistas y que, en la práctica, no se usa por ser de difícil acceso. El montaje del aparato y la instalación del software corre a cargo de una empresa informática (corre a cargo el trabajo; el pago es cosa del quiosquero).

• El programa puede interactuar con el público hasta en 8 idiomas. Cada quiosco puede elegir qué idiomas desea instalar.

• Gratuitamente, el turista o el despistado puede informarse de los monumentos que tiene a tiro y el trayecto que debe seguir. De igual modo, la “oficina de información” indica los cajeros, paradas de metro y autobús, restaurantes, policía, hospitales y otros puntos de interés que se encuentren en el entorno del quiosco.

• El sistema está equipado con Bluetooth y es capaz de enviar mensajes a aparatos que estén situados hasta 10 ó 15 m. de distancia. Puede ser una forma de recordar a la gente que tal o cual promoción está disponible o si ya hay existencias de megacraks.

• Cuando nadie esté utilizando la “oficina de información”, la pantalla puede emitir mensajes y/o anuncios publicitarios. Los hay de tres tipos:

a) Anuncios por palabras. Los típicos de “He perdido el perro” o “Se ofrece estudiante de historia para dar clases de matemáticas”. Estos anuncios se suelen ofrecer de forma gratuita a los vecinos.

b) Negocios del entorno. Importante pertenecer a la Asociación de Comerciantes del barrio. Por un módico precio, los comercios de la zona estarán publicitados en el quiosco; si el Bar de Pepe se anuncia, es de lógica que también lo hará el Bar de Paco.

c) Publicidad abierta. La que caiga. A precio de mercado.

Canalbarcelona.tv puede pagarse al contado o mediante renting. Con los pocos datos que tenemos hasta ahora, la cuota de renting estaría cubierta con el importe de la publicidad de los negocios del entorno, quedando libres los ingresos por otros tipos de publicidad.

Para una información exhaustiva del proyecto, puede acceder a la página oficial de canalbarcelona.tv

1 Comments:

At 17/7/12 13:43, Blogger BANDOLERA said...

Y creo que más de "alguno" sí sabe por qué se esfumó. ;)
Un abrazo, quiosquero.
Estoy bastante desaparecida...

 

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home