jueves, febrero 09, 2012

Una vez Mas

Vuelvo a leer el periódico una o dos veces por semana; el resto de días me conformo con el telediario, el teletexto o Internet. Y siguiendo fiel a mi costumbre, alterno entre dos o tres cabeceras. El miércoles hablaban de los “recortes presupuestarios” del Gobierno de la Generalidad. Entrecomillo “recortes presupuestarios” porque el artículo no hablaba de un solo recorte; y si no hablaba de uno, mucho menos de dos o tres.
El gobierno del Molt Honorable Artur Mas entiende que “recortar gastos” equivale a “incrementar ingresos” y, aunque esta equivalencia se cumpla para la fórmula Saldo=Ingresos-Gastos, es mentira cuando se aplica a la vida real, es decir, cuando se habla del bolsillo de los vasallos. Es cierto que al señor Merkolzy lo único que le importa es la solvencia de sus países satélites, solvencia que queda garantizada con el equilibrio de los presupuestos, pero, aunque la fórmula para lograr el equilibrio daría el mismo resultado rebajando los gastos o aumentando los ingresos, su repercusión en la gente es distinta.
Recortar gastos significa que el estado va a prescindir de gastos superfluos y, si no es suficiente, rebajará servicios empezando por los menos necesarios. Aumentar ingresos significa que el estado va a estrujar un poco Más a sus súbditos.

Hace unos días, uno de los portavoces del PSOE decía a la vicepresidente del gobierno que, al subir los impuestos, los ciudadanos disponen de menos recursos y, por tanto, consumen menos; esto conlleva la disminución de la producción y el aumento del desempleo. Es una lástima que los socialistas se hayan dado cuenta una vez han abandonado el gobierno, pero Más vale tarde que nunca; la próxima vez que conquisten el poder ya saben cómo han de hacer las cosas.
El Molt Honorable Artur Mas aún no se ha dado cuenta. De los 11 ajustes presupuestarios a los que se refiere el diario del miércoles, sólo en uno prima el trabajo: bonificación a los mataderos. Parece ser que los mataderos de Cataluña están bastante castigados por la Hacienda Pública. Los que pueden, esto es, los de Lérida, se están trasladando a la vecina Comunidad de Aragón, donde no existe gravamen. Los nuevos presupuestos van a bonificar estos mataderos para evitar que se exilien y, por extensión, la bonificación beneficiará a todas las explotaciones cárnicas de Cataluña.

El resto de ajustes presupuestarios (recogidos por el diario) son:

Canon del agua: este impuesto ya existía pero no se aplicaba. Ahora se le cobrará a las empresas suministradoras, las cuales lo repercutirán, ¡cómo no!, en los consumidores.

Tasa turística: si usted pernocta en Cataluña y lo hace pagando, pagará un poco Más para equilibrar el presupuesto.

Copago en justicia: los catalanes abusamos de la justicia y nos plantamos delante de un juez a las primeras de cambio. Ahora los juzgados se despejarán porque nos lo pensaremos dos veces antes de pagar 60 ó 120€ por poner una demanda. Y lo que es mejor: si usted gana un juicio y quiere ejecutar la sentencia (que para eso puso la demanda), también tendrá que pagar por ello.

Copago sanitario: tasa que debería haber entrado en vigor el 1 de enero y que no lo hizo porque no sabían a quienes se la iban a cobrar. Se modifica la norma para que queden exentas del pago las rentas Más bajas. Se intenta poner un tope de 60€ al año. ¿Significa esto que tendremos que ir siempre a la misma farmacia para que nos lleve las cuentas o acumularemos los recibos abonados para enseñárselos al boticario una vez hayamos superado el tope?

Tasa para cazadores: es de suponer que ya se pagaba por este derecho. Lo que me ha dejado sorprendido es la discriminación de género. Por matar una cabra salvaje macho, el cazador pagará 125€; por matar una cabra salvaje hembra, sólo se pagarán 30€.

Tasa por examen de películas: ¿De qué se han de examinar las películas? ¿No será porque ha vuelto la censura? En todo caso el examen legal de obras audiovisuales es una exigencia del gobierno (formado porrepresentantes del pueblo) y al pueblo le toca pagar.

Tasa por la venta de tabaco: las tiendas de conveniencia (quioscos, bares y otros) pagarán 70€ (no dice cada cuanto) por tener máquina expendedora (obligatoria). Ahora se pagan 210€ al Comisionado de Tabacos por un permiso de 3 años; con la nueva tasa se equilibran los ingresos de la hacienda estatal y la hacienda de la comunidad autónoma.

Y otras…

Todas las nuevas normas recaudadoras inciden directa o indirectamente en el consumidor; todas menos una: la tasa de 70€ por vender tabaco no se puede repercutir y recae totalmente sobre el vendedor. Vendedor que suele ser un quiosquero o un tabernero, es decir, un gran empresario que se habla de tú con Botín.

4 Comments:

At 14/2/12 01:22, Blogger kioskero said...

Hombre todos todos no pero alguno habrá que si.

 
At 14/2/12 18:06, Blogger Quiosquero said...

Seguro, kioskero, pero ése no está a nuestro alcance.

 
At 17/2/12 01:05, Blogger kioskero said...

Recuerda que la mano de "dios" es muyyyyy larga.

 
At 5/6/12 14:53, Blogger BANDOLERA said...

No sé lo larga que es la mano de "dios", pero con permiso de quiosquero lo enchufo en su columna, porque viene al pelo....

Quiosquero, CÓMO DIANTRES SE PUEDE PONER EL ENLACE DEL ARTÍCULO EN CUESTIÓN?? Jamás he podido resolverlo en este blog!!

Buena pregunta para hacerte cuando estás en las kimbambas del pueblo....

 

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home