miércoles, agosto 24, 2005

Palacio de muñecas



Peaso palacio para ir montando, presentado en un peaso cartón más grande que el maletero de mi coche. No sé si las ganas que tengo de venderlos todos es por el pastón que valdrá la colección completa o por quitarme de enmedio esos cartonazos que no hay por donde colocar. La cuestión es que nos han traido 5 ejemplares en dos entregas y aún no se ha vendido ni uno. Así que, pofavó, si tienes un alma caritativa crómpame un palacio de muñecas para que pueda meter en el altillo.., qué sé yo... Un par de cajas de cerillas.

Palacio de muñecas de Planeta de Agostini

Situación tras una semana... No se ha vendido ni uno ¡y han traído tres más!

Situación tras dos semanas... ¡¡¡Se han vendido dos!!!

2 Comments:

At 8/9/05 11:24, Blogger Danytec said...

jajaja ni te cuento como me amenizas la mañana!! me estoy partiendo de risa durante mi descansada jornada laboral (toy en una oficina donde no pasa nada...ni llamadas, ni fax, ni timbre :() muy interesante leer tus experiencias como quiosquero jejje!! te confesaré en privado que clase de colecciones empezé en los quioscos si me contestas a esto...tienen final?? existe "la última entrega de la colección"?? saludos!!!!!!!

 
At 8/9/05 13:55, Blogger dalr said...

Gracias por tus risas y por restregarme que no tienes nada que hacer cuando yo voy de culo (aunque siempre hay un ratito para el blog ;-)

Me alegro que te gusten estas aventurillas. Tengo un carro de anécdotas que iré explicando, como no, a plazos.

Respondiendo a tu pregunta... SI. Hay colecciones que tienen final. Es más. Las crónicas de un monasterio del S.XII recogen la extraña anécdota de un vendedor de mulas que al darse cuenta de que acababa de recibir el último número de la colección "Los misterios de las guerras púnicas al descubierto" sintió que su vida carecía de sentido y se prendió fuego con los pergaminos (el pergamino de 2x2 en que venía pegado el primer número fue el primero en arder).

Coñas aparte, este mes nos despedimos de un par de clientes que acaban sus respectivas colecciones de "cascos históricos" y "bolets en miniatura" de unas 50 entregas cada una. Se puede acabar una colección, pero se requiere suerte, paciencia y un quiosquero "mu apañao".

 

Publicar un comentario

<< Home