viernes, junio 16, 2006

Carné por puntos

Estoy que salto de alegría. Me ha escrito nada menos que el Ministro del Interior para decirme que el próximo 1 de julio las carreteras españolas serán más seguras y podremos viajar con la tranquilidad que da el saber que ya no te encontrarás con energúmenos del volante porque les habrán quitado el carné. Calculan que 6000 al mes. ¡Fíjate! Dentro de unos 400 años sólo tendremos carné el chófer del ministro y yo.

La cosa funciona tal que así:

• Cada carné parte con un saldo de 12 puntos, salvo que tenga menos de tres años de antigüedad, en cuyo caso tendrá un saldo de 8 puntos.

¿Cómo se pueden conseguir puntos?
• Si en tres años no se comete ninguna infracción, el saldo aumenta en dos puntos. Límite: 15 puntos. A partir de ahí hay que cometer alguna infracción leve ya que, en caso contrario, no tiene gracia ser buen conductor.
• Los malos conductores podrán recuperar puntos perdidos haciendo un cursillo de 12 horas, al módico precio de 170 euros.
• Los conductores que hayan perdido el carné por agotar su saldo, lo podrán recuperar mediante un cursillo de 24 horas al precio de 320 euros. En proporción, más barato.

¿Cómo se pierden puntos?
• Estacionar en curvas, cambios de rasante, túneles, etc.: 2 puntos.
• Estacionar en carriles destinados a transporte público: 2 puntos.
• Utilización de aparatos para detectar radares: 2 puntos.
• Circular sin alumbrado: 2 puntos.
• Manipular el teléfono móvil mientras se conduce: 3 puntos.
• No mantener la distancia de seguridad: 3 puntos.
• Conducir sin llevar cinturón de seguridad/casco: 3 puntos.
• Conducir con permiso inapropiado: 4 puntos.
• Tirar colillas por la ventanilla: 4 puntos.
• Velocidad de 40 km/h mayor de la permitida: 4 puntos.
• Velocidad entre 30 y 40 km/h mayor de la permitida: 3 puntos.
• Velocidad de entre 20 y 30 km/h mayor de la permitida: 2 puntos.
• No respetar la prioridad de paso: 4 puntos.
• Incumplir normas de adelantamiento: 4 puntos.
• No respetar las señales de los agentes: 4 puntos.
• Conducir con una tasa de alcohol superior a 0,50 mg/l: 6 puntos.
• Conducir bajo los efectos de estupefacientes: 6 puntos.
• Conducir de forma temeraria: 6 puntos.
• Sobrepasa en un 50% la velocidad máxima: 6 puntos.

Más información en: www.permisoporpuntos.es

¡Ah! En un solo día sólo se puede perder un máximo de ocho puntos.

Poco que comentar de la ley sobre todo si ha de servir para evitar algún accidente, pero le veo alguna deficiencia:
• No hay equilibrio entre la forma de perder puntos y la forma de ganarlos. Llevo conducidos unos 600.000 kilómetros y hace más de 20 años que no he cometido ninguna infracción (con agente a la vista, se entiende). Si no hubiese limitación de puntos, debería tener 25 o 26 pero sólo puedo llegar a 15. Con dos veces y media que me equivoque, y me equivoco, puedo perder el carné en dos días. De nada me habrán servido 32 años de “buen conductor”.
• Bujero en el asfalto: El Ministro de Fomento debería perder 12 puntos.
• Señal de obras, velocidad máxima 30 km/h, ni obra ni puñetas: Pérdida de un punto por cada vez que piten o se acuerden de la madre del conductor que hace caso de la señal.
• Carretera o calle sin señal de preferencia, confluencia con otra calle que le entra por la derecha y tiene señal de ceda el paso o stop: Inhabilitación del consistorio hasta que arregle el entuerto.
• Curva peligrosa, agentes de tráfico camuflados: El Ministerio del Interior pierde 6 puntos por primar la sanción sobre la prevención que resultaría de observar el coche de tráfico.
…..

Cada vez que se acercan vacaciones, la Dirección General de Tráfico, con muy buenas intenciones, hace un loable esfuerzo y se gasta un pastorro en anuncios que nos muestran lo destripados que quedaremos si no cumplimos las normas. Con la intención no basta. Siempre se matan los otros. Cuando agarramos un volante nadie piensa en que puede sufrir un accidente, todos creemos que conducimos de puta madre y que los borricos son los demás. Es como el tabaco: todos sabemos que es perjudicial pero seguimos fumando. Son otros los que se mueren de cáncer.
A veces he pensado si no se podrían hacer otro tipo de campañas. Educativas, por ejemplo.
• En autopista se circula por el carril de la derecha. Los otros carriles son para adelantar o para utilizarlos si el tráfico es muy denso. Mucha gente piensa que el carril de la derecha es para los que van despacio, el de la izquierda es para correr y el de en medio libre. Así no es extraño ver conductores “paseándose” a 80 km/h por el carril central con el peligro que ello conlleva.
• Dónde y cómo deben colocarse los triángulos de avería. La mayoría de las veces se ve antes el coche averiado que la señal.
• Cómo colocar los retrovisores para que dejen el menor ángulo muerto posible.
Y, en fin, cantidad de consejos que nos serían útiles a los conductores y que, a base de machacar, acabaríamos aprendiendo.

Anécdota: Hace unos meses me pararon en un control de alcoholemia. Muy amablemente preguntaron si tenía algún inconveniente para someterme al control y, ante mi negativa, iniciaron los preparativos.
- ¿Ha tomado alcohol?
- Sí –respondí-. Hace como una hora que he tomado una cervecita y un bocadillo.
Soplé. El agente miró la minipantalla, me la enseñó y dijo:
- Cero, cero. Continúe así caballero.
Desde entonces, cumplidor, cada vez que sé que tengo que coger el coche me como un bocata y me bebo una cerveza.

3 Comments:

At 17/6/06 00:51, Blogger dalr said...

Lo que más me cavrea de todo esto es que ya han aparecido en todos los medios encuestas en los que el 80% de los ciudadanos encuestados dice creer que con esta medida disminuirán los accidentes.

A mi que me perdonen, pero no puede ser que, cada vez que en una operación salida/retorno hay dos accidentes menos que en la legislatura anterior sea por lo cojundos que son los políticos y cuando aumentan los muertos en un 30% (cifras, frías cifras) sea porque los conductores somos unos gilipollas a los que hay quemeter en cintura con más multas.

Pero como se trata de un auténtico drama nadie tiene narices para decir que todas estas medidas son una estupidez. Como bien dices, nadie ha podido demostrar una relación causa/efecto entre el aumento de la represión y la disminución de los delitos. De hecho, y por poner un ejemplo bestia, donde hay pena de muerte suelen haber tantos o más crímenes que donde no.

Pero el miedo y lo políticamente correcto son unas bazas muy fuertes. Y en definitiva se trata de conseguir portadas para que parezca que se hace algo. Uf! Me estoy poniendo de una mala leche... Voy a ver si aprovecho que ha empezado la jornada de reflexión para pensar un poco más en mi voto o no voto al estatut.

 
At 11/7/06 17:40, Anonymous Anónimo said...

Lo peor de la nueva ley es que el límite de velocidad de las autopistas y autovías siga siendo 120. Yo creo que debería ser de 130-140. Y seguro que todos los que me adelantan cuando voy a 120 opinan los mismo….

Es incongruente como todos sabemos que cuando a la vista tengamos más de 500 metros no podamos circular a 130-140.

En Europa esto lo han superado sin problema ¿Qué pasa con España? ¿Es cuestión de recaudar? O es cuestión de evitar accidentes…

Si no salimos de casa tampoco tendremos accidentes…

Otro PRO nuevo límite de velocidad de 130-140.

 
At 12/7/06 11:08, Blogger dalr said...

Esa es otra, amigo anónimo. De todos modos, mientras sigan habiendo tantos accidentes por exceso de velocidad no veo posible que ningún político tenga las narices para afrontar semejante reforma. Más aún cuando nadie va a ganar pasta con esto. Yo me conformaría con que se persiguiera a los que conducen excesivamente lentos por la autopista o los que se pasean por el segundo y tercer carril o, ya puestos, los camiones que tardan cinco quilómetros en adelantar a otro camión que circula un kilómetro por hora más lento que ellos. Pero claro, a lo mejor es mucho pedir... Échale un vistazo al último post del quiosquero.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home