lunes, junio 19, 2006

El día después

Hoy es lunes. Es el día después del domingo y, si bien este domingo me tocó trabajar, el lunes marca el inicio de una semana de trabajo. El lunes es malo. Bueno, y el martes, y el miércoles… El lunes recogen la prensa sobrante de todo el fin de semana y la mayoría de las devoluciones de revistas. Hoy era un día un tanto especial porque Salva y yo hemos pegado una limpieza en profundidad entre sábado y domingo y teníamos unos cuantos paquetes por devolver: 18 de revistas y 8 de prensa. Paquetes tamaño Salva, o sea que si yo intento levantarlos me descoyunto.
Mi becario ha llegado a las 6, duchadito. Yo, a las 6 y 5, duchadito; a las 6 y cuarto ya nos había abandonado el desodorante. Hemos quedado que en adelante utilizaremos Eau d’Eté, ódete se pronuncia. Claro que los que se van a oder son los clientes que se acerquen.
Pero eso sólo ha sido el inicio. No se ha presentado el Ejecutivo. Le teníamos apartado ganado fresco. Empezar un día, y encima un lunes, sin un putiferio que llevarse al cajón es un mal presagio. Y los malos presagios se han cumplido.

Sobre las 8 ha llegado Don Vito a verificar su 6/49. Cincuenta y cuatro euros de premio, casi la cuarta parte de los fondos de inicio de jornada. A las 8,30 el comunicado de una de las distribuidoras de revistas me informaba que mi reclamación de no haber recibido un determinado envío se desestimaba: 38 euros a freír espárragos. A las 9 estaba mareado, he abandonado a Salva y me he ido a tomarme un cortado.¡Coño!, no había dado el primer sorbo cuando el becario pedía socorro: uno de nuestros jugadores habituales tenía dos premios de 136 euros cada uno. Total, que se me descapitalizó la empresa. Y como en este barrio las mujeres pagan a sus maridos el domingo por la noche, los lunes todo dios paga con 50 euros. Para colmo, mamá Chispa no ha venido.

Estaba dándole vueltas al tema cuando ha doblado la esquina La Gallega. No he dejado pasar la ocasión de animarme un poco y la he abordado:
- Empieza a hacer calorcillo ¿eh?
Se ha acercado pero no ha puesto el pie en el estribo. Mala señal: tiene prisa.
- ¡Ay, hijo! En la sombra no se está mal pero lo que es caminando por la calle… Yo quería haberme puesto en casa un aparato desos de aire pero deste oído estoy como una tapia y no quiero que se me escacharre el otro. Y verás. Tenemos una casa en Casteldefel y otra en el pirineu pero el Miguel le ha cogido miedo al coche y no me quiere llevar.
- Pues conduzca usted.
- ¡Ni hablar! Yo no conduzco llevando al cafre ese. Se pasaría todo el camino dándome instrucciones y peleando. Si voy a menos de 110 me dice que si es que vamos paseando y si voy a 120 que si lo quiero matar. Es un machista y ya no tiene edad de cambiar.
- Amordácelo.
- No. Es que el otro día que veníamos de Casteldefel, nos paramos en un semáforo y nos dieron por detrás. Parecía que solo nos había abollado el guardabarros, la pieza esa que vale para que no le pase nada al coche si te das un golpecito, y el tío maricón no vive en Vilasar y nos dio un teléfono de diez, diez números nos apuntó el cabronazo. Y el Miguel no me dejó bajar que si no… Con el golpe se movió el radiador y rompió un manguito y salía un líquido amarillo que negros nos vimos pa llegar al taller. Y el tarugo se ve que ha cogido miedo. Fíjate que hemos ido tantas veces que le dices al bmeuve “al pirineu” y el tío va sólo.. Pero le ha cogido miedo. Y mira que es valiente el tío que le ha salido una hernia y se quiere operar. ¡Con 81 años! Le dará un pasmo y estirará la pata. Yo tengo roto el tendón de este brazo y me querían operar y yo le dije: “Dotor, ¿anestesia local o me duermen entera?” Y me dijo que me dormían, y si yo cierro un ojo y luego no lo abro… Así que voy al gimnasio y hago recuperación. Me duele como un demonio pero…
- ¿Me cobra?
Cuando levanto la cabeza la veo alejarse.
- Hasta la vista, jefe.

Está claro que hoy no tenía ganas de hablar.

4 Comments:

At 20/6/06 11:16, Anonymous Monstruo said...

Tengo curiosidad por saber si las mujeres se atreven a comprar porno...

 
At 20/6/06 15:51, Blogger Quiosquero said...

Hasta ahora, en un año que llevo al frente del quiosco, sólo me han comprado porno o erótico dos mujeres:
- Una chica joven que compró Playboy que quería hacer un montaje fotográfico para una amiga que se casaba y que después me enseñó el resutado
- Botijín que me compró Sex Barcelona para consumo propio

 
At 21/6/06 11:20, Anonymous el monstruo said...

Tienes un blog muy interesante me he leido bastantes post y me has descubierto un mundo.

 
At 21/6/06 12:33, Blogger Quiosquero said...

Gracias, monstruo. Como decía el chistoso Paco García, aquí contamos historias verídicas. A veces un poco disfrazadas para que los clientes no nos quemen el chiringuito, pero no iventamos.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home