martes, mayo 01, 2007

¡Me gusta mi barrio!

En varias ocasiones, tanto Quiosquero como yo, hemos hablado de la zona en donde está enclavado el quiosco y de las gentes que habitan en los alrededores. Hoy voy a volver a hacerlo para hablaros de “los famosos” que por allí viven.
Como ya en alguna ocasión hemos comentado, la gente de la zona (la misma en donde hace ya 30 años que vivimos) pertenece a una clase media-alta. Un porcentaje considerable de los vecinos rebasan los 65 años y, aunque hay matrimonios jóvenes con niños, son minoría.
Pues bien. Algunos de nuestros vecinos han resultado ser gentes del mundo del teatro, de la literatura, de la política, periodistas que escriben con frecuencia en la prensa más vendidos, gente de la TV y hasta un juez en edad de estar jubilado, pero que continúa activo. Una vez más, tengo que decir que, en su mayoría, los vecinos son un encanto: gente mayor que lee la prensa diariamente, que está al corriente de todo cuanto acontece en este mundo bien sea en lo político, en los avances tecnológicos, o en la moda que se va a llevar la próxima temporada. La mayoría son abiertos. Les gusta expresar su opinión y no se cortan al decir qué sienten o qué piensan.
Hoy quiero comentaros que he tenido una agradable charla (de unos 70 segundos para no hacerme pesada) con uno de los integrantes del grupo “Tricicle”. Se trata de Carles Sans: el “optimista” como quiosquero lo tiene catalogado. Nos encanta el grupo y hemos visto bastantes de sus obras aunque, sin duda, la que dejó huella en mí fue “Terrríific” (por aquello del tenedor rascando el plato... brrrrrr todavía se me eriza el vello).
Como os decía, hemos cruzado tan sólo unas palabras. Apenas un saludo y una felicitación por sus éxitos (que ha acogido con una gran profesionalidad regalándonos una sonrisa a la par que nos daba las gracias). Es persona de aspecto normalísimo; que se mueve con naturalidad; capaz de pasar inadvertido; de sonrisa afable y mirada franca.
Desde aquí, pues, mi saludo a todos los famosos del barrio y también al resto de clientes que nos hacen día a día la vida un poco más agradable con sus sonrisas, sus comentarios y su paciencia cuando el ordenador “se nos cuelga”.
En nuestro barrio hay gente de la buena.

6 Comments:

At 1/5/07 20:18, Blogger Hidalgo said...

A mi también me encanta el tricicle... son buenísimos. Le dan la vuelta a todo y sin usar palabras jejej.

A mí me marcó otra... pero no me acuerdo del nombre, era muy chiquitín y fui con mi padre porque a los dos nos encantaba la serie esa de la isla que daban en la tele.

Me alegra saber que en verdad son tan majos como aparentan.

Saludos

 
At 1/5/07 20:25, Blogger dalr said...

Ay que ver, quiosquera, menuda relaciones públicas estás hecha. La verdad es que es cierto que tenemos bastantes vecinos del mundo de la cultura y los espectáculos. Normalmente somos muy discretos. Personalmente, creo que si yo fuera conocido me tocaría mucho las narices que todo el mundo se enrollara conmigo, como si me conociera de toda la vida, cuando fuera a comprar el pan o el periódico. Pero es cierto que en ocasiones alguno te da pie para charlar un rato y es agradable. En definitiva, lo genial del quiosco es que al cabo del día compartes ratitos con mucha gente y todos tienen su historia, sus anécdotas. Quizás por eso acostumbramos a hablar más de aquellos vecinos anónimos que, por las circunstancias que sea, han acabado por ganarse un lugar en nuestro corazoncito, ya sea por sus excentricidades o por esos detalles que le ponen la pizquita de sal al día a día.

 
At 1/5/07 20:28, Blogger dalr said...

Hidalgo, qué ilusión verte por aquí. La verdad es que he estado muy liado y hacía tiempo que no me pasaba por PLS, pero veo que habéis hecho cambios. Nos iremos viendo!

 
At 2/5/07 21:46, Blogger Hidalgo said...

jejeje, es un placer pasarme por aquí. Me paso bastante lo que pasa es que muchas veces no sé qué decir y no quiero repetir lo que dicen todos ejejej.

No te preocupes, siempre eres bienvenido... tratamos bien a una de las personas que primero nos comentó :)

Muchos saludos, nos leemos (aquí y en alg@ ;))

 
At 2/5/07 22:21, Blogger La mosca said...

Se ve que eres buena observadora, lo digo por la descripción que nos haces del Señor de Tricicle, yo no he conseguido ser observador ni bueno ni malo.

Saludos

 
At 3/5/07 09:07, Blogger quiosquera said...

Mosca:
Tal como dices, soy observadora. A veces demasiado. Por eso, en ocasiones, me las veo venir ¡Qué le vamos a hecer! Es defecto de fábrica. Jejeje.
Aunque pueda parecerte una contradicción, en general, NO me gusta demasiado la gente. Soy de aquellas personas que se sienten mucho más cómodas en un lugar poco concurrido desde donde se pueda observar el mundo sin achuchones. Lo que ocurre es que si la gente se lo merece, no tengo ningún inconveniente en sacar a relucir sus encantos.
Lo que comentaba de C. Sans es cierto. Me sorprendió que una persona con su popularidad se mostrara tan "normal". Tendrías que ver a según qué personajes de por aquí, dueños de algún que otro pequeño negocio, cuando al pasar parece que la calle les queda estrecha.
Un saludo

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home