domingo, octubre 04, 2009

¿Cuánto me cuesta una publicación?

Mi padre no ha pasado a la historia como modelo de educador y, sin embargo, no lo hacía mal en algunos aspectos. Hace algún tiempo definí su método educativo como gráfico; hoy añado una nueva cualidad: solía utilizar frases descriptivas y fáciles de recordar. Por ejemplo, cuando un día me dijo: “Si en el transcurso de una conversación no sabes qué decir, no digas nada. Tus interlocutores no sabrán si tu silencio se debe a que eres un ignorante, una persona prudente o que el tema te resulta tan evidente que no merece la pena malgastar las palabras”.
Puedo asegurar que, mientras seguí su consejo, funcionó. La gente de mi alrededor me ha considerado siempre más inteligente y preparado de lo que en realidad he sido. Menos los muy allegados, que, con conocimiento de causa, han tenido una medida mas ajustada de mis verdaderas cualidades; aquí casi podría decir que me han infravalorado.

Cuando, durante los primeros meses de mi andadura como vendedor, no sacaba para pipas, dedicaba bastante tiempo a averiguar por dónde se iban los cuartos. Quiosquera iba más al grano y se enrollaba con otros vendedores de prensa; luego me daba el parte.
- Mira, el quiosquero de la calle X vende muchos menos periódicos que nosotros pero vende más películas. Lo que da dinero son las películas.
- Claro –le contestaba-, las películas son más caras y además tienen el 25% de descuento.
- Me ha dicho que no; que Distribarna le aplica el 20%.
- Entonces es que yo vendo 800€ al día y él vende 1000.
- Tampoco; por lo que me ha dicho hacemos un cajón muy parecido.

Y entonces calculé lo primero que cualquier comerciante debe saber: el precio que paga por el producto que vende.
Los vendedores de prensa y revistas vamos a piñón fijo. Los vendedores de atípicos llevan otra guerra, pero, si les sacamos los chicles y alguna que otra tontería, van peor que los primeros. En el código del vendedor de prensa hay un artículo (de articulado) inamovible: el PVP lo fija el editor. Hasta que no se demuestre lo contrario (y nada apunta en ese sentido), aunque caigan chuzos de punta, Pronto se venderá a 1€. Hay otro artículo del código que dice que el empresario quiosquero ha de ser autónomo y que, salvo que sea con el cerebro como Popeye con los puños, estará obligado a pagar recargo de equivalencia. Y a partir de aquí la ley se establece por precedentes. Que una distribuidora pone portes, las demás siguen su ejemplo y los quiosqueros a callar. Que una distribuidora rebaje su porcentaje de descuento, las demás siguen su ejemplo y los quiosqueros a callar. No llamemos al mal tiempo y centrémonos en lo que hay; en este momento el porcentaje de descuento está fijado aunque no sea el mismo para todos los vendedores.
Dando esto por supuesto, calculemos lo que nos cuesta un DVD de DIVINA OPERA del que sabemos que tiene un PVP de 14,99€, un descuento del 25%, un IVA del 16% y un recargo de equivalencia de 4%. Mejor aún. Supongamos que el quiosquero es un empresario en toda la regla y no paga recargo de equivalencia.
· IVA 16%. Precio coste base = (PVP / 1,16) * 0,75 = (14,99 / 1,16) * 0,75 = 9,6918 y da igual que multipliquemos primero y dividamos después o a la inversa.
· IVA 18%. Precio coste base = (PVP / 1,18 )* 0,75 = (14,99 / 1,18) * 0,75 = 9,5275 (la base imponible es menor)

¿Cuánto paga el quiosquero por su DVD?
· IVA 16%. Importe = (Precio coste base) * 1,16 = 9,6918 * 1,16 = 11,2425
· IVA 18%. Importe = (Precio coste base) * 1,18 = 9,5275 * 1,18 = 11,2425

Más fácil:
Importe = PVP * 0,75 = 14,99 * 0,75 = 11,2425

Es decir, que si primero le quito el IVA y luego se lo pongo, obtenemos el mismo importe a base de concentrado. O sea, a los quiosqueros autónomos el IVA nos resbala.

PERO. El recargo de equivalencia lo hemos establecido en cero y no es esa la realidad. Supongamos que al IVA del 18% le van a aplicar un recargo del 6%.
El cálculo de la base imponible no varía y será de 9,6918 para IVA16 y 9,5275 para IVA18.
· IVA 16+4%. Importe = (Precio coste base) * 1,20 = 9,6918 * 1,20 = 11,6302
· IVA 18+6%. Importe = (Precio coste base) * 1,24 = 9,5275 * 1,24 = 11,8141

Aplicando las nuevas tasas de IVA, el DVD de DIVINA OPERA nos costará 0,1836€ más. Pero como, según el Ministro de Fomento (Sr. D. José Blanco), la reforma sólo afectará a los ricos (o a quienes ganen más de 50.000€), estoy seguro de que el gobierno no nos tocará el recargo de equivalencia con lo que podemos afirmar:
· IVA 18+4%. Importe = (Precio coste base) * 1,22 = 9,5275 * 1,22 = 11,6236

NOTICIÓN: Con la subida de impuestos, los vendedores de prensa, revistas y atípicos podrían llegar a ganar 0,00665€ (más) por cada DIVINA OPERA vendida.
¡Ahí es ná!

Y la pregunta del millón ¿quién determinará en el PVP qué es agua y qué es concentrado?

4 Comments:

At 4/10/09 12:41, Blogger Intrépido said...

He repasado las fórmulas y tiene usted razón y yo me equivocaba; es lo malo de ser de letras -y no es una excusa, que a la hora de llevar un negocio es obligatorio saber sumar-, que a uno le sacan del abecedario y se le vuelve todo negro.

De todas maneras yo no echaría las campanas al vuelo todavía; me huelo que el recargo de equivalencia va a ir parejo con el IVA y que el Gobierno no se va a conformar con dejarlo como está. ¿Dar algún beneficio a los autónomos? Ni soñando.

 
At 4/10/09 23:40, Blogger Corelio said...

Respecto a lo de tu sabio padre, hay un dicho que dice asi: ¨no abras la boca y no despejes la incognita de que no sabes de que estan hablando¨
De lo otro, no te fies que lo subiran, y de los precios ya hace tiempo que asumoque no soy dueño de mi negocio, los dueños son las editoriales y las distribuidoras que nos marcan el precio, las cuotas de cada publicacion aunque les pidas que no te envien mas y hasta casi lo que tienes y no tienes que vender.
En fin, Saludos.

 
At 5/10/09 21:51, Blogger Mostoles said...

El IVA es un impuesto que en principio sólo debe pagarlo el consumidor final. El fabricante y los intermediarios lo único que hacemos es recaudarlo para ingresarlo en Hacienda. Para ello todas las empresas que hacen declaración de IVA deben registrar por separado los importes de IVA que pagan (IVA SOPORTADO) y los importes de IVA que cobran (IVA REPERCUTIDO) e ingresar en Hacienda la diferencia. Al objeto de que los pequeños comerciantes no tuvieran que llevar esa contabilidad tan farragosa Hacienda se inventó el Recargo de Equivalencia, que suple a la diferencia de IVA que nosotros cobramos con respecto a la que hemos pagado. Siguiendo con el ejemplo de la Divina Comedia la cantidad de IVA que nos paga el consumidor final es 2,0676 euros y la cantidad que nosotros hemos pagado al distribuidor (sin RE) sería de 1,5507 euros. Como Hacienda quiere cobrar esa diferencia, pues ha establecido el Recargo de Equivalencia que en este caso concreto es del 4 % (0.3877) y resulta más beneficioso para el vendedor acogido a este régimen de recargo de equivalencia que si tuviera que declararlo.
Ahora bien si el vendedor percibe un 20 % de comisión entonces el recargo de equivalencia coincide con la diferencia de IVA. Y si la comisión que percibimos es inferior al 20 %, entonces Hacienda se lleva una parte de nuestra comisión. Haced los cálculos con los Cuchillos de El País de 39.95 euros y comprobareis cómo la comisión que fija el País de 5 euros para el vendedor se queda en bastante menos por el recargo de equivalencia.

 
At 7/10/09 00:07, Blogger jaume said...

Ante todo, felicitarle por el blog, tan ilustrativo y escrito con tanta gracia.
Hace ya unos días que le leo asiduamente, porque me estoy planteando la posibilidad de pasarme a vuestro oficio, y así antes aprender de los expertos. Veo que pintan bastos para el gremio pero...
Referente a lo del IVA, no sé bien aún como funciona vuestro sector, pero las distribuidoras (al menos por lo que me ha dicho Marina) cobran unos gastos de envíos diarios, esto debe ir con IVA 16% en el futuro 18%, con lo que saldrá más caro.
Y en términos más generales, la subida de impuestos que tenía que recaer sobre los más ricos, al final recaerá sobre los menos ricos y para más inri en beneficio de los más ricos, porque las empresas tienen un precio de venta al que añaden el IVA (antes 16% en el futuro 18%) con lo que las facturas subiran un 2% más. Dada la crisis economica, rara es la empresa que no lleve las ventas al descuento al banco. A más importe de factura, más gastos de intereses en el descuento y más beneficio para el banco.

 

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home