martes, septiembre 08, 2009

Novecientos dos

¡Bienhallados!

Los que nos dedicamos a criticar al prójimo caemos con frecuencia en el pequeño pecado de soberbia de ver con claridad la paja (o mota) en el ojo ajeno mientras ignoramos olímpicamente la viga en el propio. Despedíamos el curso dando caña a Marina BCN por su maquiavélica idea de poner a disposición de los quiosqueros un 902 como teléfono de atención al cliente. A pesar de que, antes de redactar la filípica, averiguásemos los desperfectos que el mentado número podía ocasionar en nuestra boyante economía, y llamásemos al anterior teléfono normal (al extremo de cuyo cable, una máquina parlante nos comunicaba que debíamos llamar al nuevamente mencionado 902), acabamos de comprobar que nos precipitamos al entrar a matar a la primera.

Por cuestiones que no vienen al caso y que no me apetece relatar, hemos prolongado nuestras vacaciones durante una semana y estamos todavía asimilando las “novedades” de la Cartoná’09. E intentando amontonar los pocos papeles (albaranes y facturas) que Salva ha tenido a bien ir guardándome durante su calvario. Habitualmente, todos los impresos que llegan al quiosco siguen un proceso similar: se separan por distribuidoras, se clasifican por fecha a ojo de buen cubero, se taladran por uno de sus laterales y pasan a formar parte de una carpeta hasta que ésta se llena, momento en el que se archivan definitivamente en el contenedor de basura tras haber sufrido un destripe integral. Por pura casualidad, la primera hoja de uno de los montones era un comunicado de Marina BCN de fecha ligeramente posterior a la publicación de mi crítica. El comunicado nos informaba a los quiosqueros que volvían a estar disponibles los antiguos teléfonos de Marina Press y que la suspensión del servicio del correspondiente 93361XXXX había sido circunstancial y mientras duraba el traslado (desde Press en adelante es lo que yo imagino que ha pasado).

En definitiva, podemos comunicarnos con Marina BCN dentro de la cobertura de nuestra tarifa plana y, salvo letra pequeña que yo no conozco, utilizar el 902 con fines caritativos. Mil perdones por la precipitación.

3 Comments:

At 9/9/09 14:17, Blogger Colorines said...

¡Que jodio!
Ampliando vacaciones
y nosotros angustiados
pensando que un muelle
se le hubiera partío.

Bienvenido Quiosquero

Un saludo

 
At 10/9/09 13:28, Blogger manel said...

Supongo que es un problema que nos afecta a todos, no tiene nada que ver con tu blog, y lo que yo he hecho y creo tenemos que hacer todos de momento es enviar cartas similares o tal cual a cuantos medios y organismos se os ocurran, aunque lo directo es a los juzgados.

Llibreria quiosco Mila.
Mila y fontanals 17
08922 Santa Coloma de Gramenet

Donde puedo mostrar mi mas energica protesta por la campaña de regalar una publicación a los jovenes que cumplen 18 años este año sin contar con los quioscos, campaña que se une a las de los distintos diarios que regalan suscripciones gratuitas a bares, y a otras como la de canal plus o banco de santander, sin pasar por el quiosco,lo cual aboca irremisiblemente al cierre de los mismos.
Muchas gracias.

 
At 12/9/09 20:25, Blogger Isaac said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

 

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home