miércoles, septiembre 06, 2006

El alud de los cartones


EL PAÍS, 6 de septiembre de 2006. Cartas al director.

Sin más comentarios.

14 Comments:

At 6/9/06 14:43, Anonymous Miguel said...

Cuando leí la carta en El País de esta mañana no pude menos que acordarme de vosotros...

 
At 6/9/06 14:57, Blogger quiosquera said...

Desde aquí mi felicitación a Maribel Suñé de Barcelona por la carta enviada a "El País".
ESTOY TOTALMENTE DE ACUERDO con su forma de ver y abordar el tema de los cartones que acompañan las promociones de muchos artículos que se venden en los quioscos. También me sumo a su denuncia por el mal uso y abuso de los recursos naturales, es decir: DESPILFARRO ECONÓMICO Y DESPILFARRO ECOLÓGICO.
¡A ver cuándo alguien piensa en "normalizar" estas "cosillas", en lugar de inventar grandes normas para las pequeñas cosas!

 
At 6/9/06 14:59, Blogger quiosquera said...

Gracias por el "chivatazo", Miguel.
A ver si poco a poco vamos concienciando a todos en favor de las cosas bien hechas.

 
At 6/9/06 19:19, Blogger francoboli said...

Un OLE por Maribel, este desfilfarro ofende y jode el planeta (electricidad, gasolina, y agua malgastada), no et rentis les mans, nos dicen.

 
At 7/9/06 09:09, Blogger David Álvarez said...

Y, luego, después de lo ecológico y eso, uno tiene que llevárselo a casa... Menos mal que suelen ser buenos tipos los quiosqueros y te descargan de los cartones.

 
At 7/9/06 10:04, Blogger Quiosquero said...

francoboli:
No lavarse las manos también es ecológico: no se gasta agua (lo que no les preocupa en absoluto) y se ayuda a la cría y engorde de microbios que también son criaturas de Dios.

david:
Cachondeíto, no. Los quiosqueros vamos acumulando cartones y cada vez que tropezamos con uno o los llevamos al reciclaje rezamos un rosario usando como letanía el nombre de las madres de todos los que preparan la cartoná.

 
At 7/9/06 11:43, Blogger dalr said...

Sonará políticamente incorrecto pero a mi el impacto ecológico de la cartoná me la sopla. Lo que realmente me preocupa es la estupidez que lo envuelve todo en la cartoná. La mentalidad es que cuanto más grande es el cartón mejor se vende el producto. Esto presupone que el cliente es imbécil y compra por el tamaño del cartón; que el quiosquero es imbécil y coloca los cartones grandes delante de todo tapando los pequeños; que el repartidor es imbécil y trata con especial cariño los cartones más grandes; que los perros son imbéciles y prefieren mear en los árboles que en una peazo foto de Carlos Sainz. Al final, entre tanto imbécil, el mayor de todos es el quiosquero que acumula quilos de cartones para llevarlos al contenedor de reciclaje pensando, el muy imbécil, que luego harán algo positivo con ese cartón.

 
At 7/9/06 11:59, Blogger Quiosquero said...

De acuerdo, Dalr. Y que entusiasma que me apliques la palabra del diccionario más admirada por Fernando Lázaro.

 
At 7/9/06 12:42, Blogger David Álvarez said...

Estando donde estáis, supongo que habéis visto la viñeta de Forges de hoy ...

 
At 7/9/06 12:50, Blogger dalr said...

Pues aunque parezca mentira, es tal el follón que tenemos encima que muchos días no nos da tiempo ni a echarle un vistazo a la prensa. La carta de ayer la pillamos de casualidad y esta joya se nos podía haber pasado. Muchísimas gracias, david. La añadiré a mi galería de quioscadas (y a la de recortes imprescindibles del inmprescindible Forges).

 
At 7/9/06 13:35, Anonymous Anónimo said...

Hola,

ayer compré para mi hija (1.5 años)la primera entrega de la vajilla de winnie pooh (por supuesto no voy a comprar más, ya que por 3€ está bien) y debo ser una excepción porque me lleve el cartón a casa aunque la quiosquera quería quitarmelo y debo decir que al llegar lo que más ilusión le hizo fue el cartón gigante lleno de dibujos, al de un par de días ha ido al contenedor de papel.

Ahí queda mi primera experiencia comprando cartoná . . .

Felicidades por el blog

Hasta otra . .
S.P.

 
At 7/9/06 13:46, Blogger dalr said...

Hola S.P.

Lo que cuentas es muy cierto. La mayoría de los críos se vuelven locos con los cartones y por ese motivo en las colecciones para ellos suele darse tu caso. Habitualmente, cuando el padre tiene a su hijo al lado se lleva el cartón, pero cuando no es así nos pide que nos lo quedemos para ahorrarse el berrinche del día en que deciden tirar el cartón a ver si así el niño se fija un poco en el cuento, plato, muñeco, etc...

Gracias por tu testimonio, es un tema que hasta ahora no habíamos comentado y supone una interesante excepción en el caso de los cartones. :D

 
At 7/9/06 18:40, Blogger alvarhillo said...

Se me ha adelantado David Alvarez pero de todos modos os lo digo, el Forges lo ha clavado con lo de la cartoná.Yo cuando le compro un cuento o un juguete a mi chiquillo con el cartón le hago recortables y puzzles.

 
At 7/9/06 21:38, Blogger Quiosquero said...

Me acabas de dar una idea, alvarhillo. Lo mismo a pongo en práctica y le saco rendimiento a los cartones.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home