miércoles, febrero 11, 2015

¡Leche!

Estamos sufriendo un ataque informático grave y continuado. No se trata de virus ni de piratas; es la vejez. Monitor, impresora y unidad central han llegado al límite de sus fuerzas y han dicho basta. Uno detrás de otro han ido espichando y en pocos días hemos asistido a la triple defunción. No es que me afecte el deceso ya que era una muerte anunciada (sin crónica ni nada). Lo único que me repercute es que ahora me he quedado sin entretenimiento para la tarde-noche: no ordenador, no cuadre de facturas. Me estaba aburriendo. Claro que, cuando quiosquero se aburre, con el rabo mata moscas. Y he matado. No una mosca; he matado un moscardón, uno de aquellos verde-azulados con tonalidades iridiscentes que revoloteaban alrededor de los cagaderos.
Se me ha ocurrido ver cómo y de qué manera repercutían los portes sobre las ganancias (desganancias en este caso) de un quiosco; es evidente que los portes repercutirán en mayor medida cuanto menores sean las ventas de cada quiosco, pero si vale de ejemplo el control de una larga temporada de un quiosco medio de la Derecha del Ensanche barcelonés, he aquí el resultado para cada distribuidora.

Como es probable que haya cometido errores de cálculo e, incluso, de planteamiento, explico la metodología del estudio:
· Importe facturado: suma aritmética de los totales de las facturas del periodo.
· Importe de impuestos: suma aritmética de los recargos de equivalencia de las facturas.
· Importe de los portes: suma aritmética de los portes, incluido el IVA propio (no así el recargo de equivalencia).
· Coste de las publicaciones: total facturado menos los importes de portes e impuestos.
. Valor de la venta: a partir del coste y teniendo en cuenta que el porcentaje de comisión se ha de aplicar sobre el PVP, es decir, Venta = (Coste * 100) / (100 - %comisión)
· Beneficio neto: valor de la venta – importe facturado
· Beneficio bruto: valor de la venta – coste de las publicaciones

SOCIEDAD GENERAL ESPAÑOLA DE LIBRERÍA
SGEL no cobra servicios auxiliares al quiosco investigado y, por tanto, los portes no afectan a su rendimiento.

MARINA BCN
La distribuidora del Sr. Conde cobra 2,70€ por día; más IVA, por supuesto, que durante el periodo investigado era del 21%; esto supone unos 22,87€ por semana.
Sobre una facturación de 43.022€, se han debido obtener unos beneficios aproximados de 8.880€ y se han pagado 379€ de impuestos (recargo de equivalencia) y 1.120€ de servicios auxiliares. Sobre el coste de las publicaciones, el beneficio debería haber sido de 10.339€. El siguiente diagrama muestra cómo se distribuye el beneficio bruto del quiosco:
· El 85,55%, para el quiosquero (beneficio neto antes de impuestos)
· El 3,65%, para Hacienda en concepto de recargo de equivalencia
· El 10,80% para la distribuidora en concepto de servicios auxiliares.


LOGÍSTICA DE MEDIOS
Logística cobra 2,17€ por día, más el 21% de IVA, lo que supone unos 18,39€ por semana.
Sobre una facturación de 11.033€, se deberían obtener unos beneficios aproximados de 1.532€ y se han pagado 98€ de impuestos (recargo de equivalencia) y 882€ de servicios auxiliares. Sobre el coste de las publicaciones, el beneficio debería haber sido de 5.513€. El siguiente diagrama muestra cómo se distribuye el beneficio bruto del quiosco:
· El 60,96%, para el quiosquero (beneficio neto antes de impuestos)
· El 3,92%, para Hacienda en concepto de recargo de equivalencia
· El 35,12% para la distribuidora en concepto de servicios auxiliares.


SOCIEDAD ANÓNIMA DISTRIBUIDORA EDICIONES
SADE cobra 33,50€ por semana, más el 4% de IVA, más el 0,5% de recargo de equivalencia, lo que supone unos 35,01€ semanales.
Sobre una facturación de 10.604€, se deberían obtener unos beneficios aproximados de 1.156€ y se han pagado 173€ de impuestos (recargo de equivalencia) y 1.610€ de servicios auxiliares. Sobre el coste de las publicaciones, el beneficio debería haber sido de 2.940€. El siguiente diagrama muestra cómo se distribuye el beneficio bruto del quiosco:
· El 39.34%, para el quiosquero (beneficio neto antes de impuestos)
· El 5.89%, para Hacienda en concepto de recargo de equivalencia
· El 54,77% para la distribuidora en concepto de servicios auxiliares.



¡Coñó! Digo… ¡leeeche!

Los porcentajes resultantes dependen de las ventas de cada quiosco. Lo que no varía es la cantidad que debemos ingresar en caja para pagar los portes que nos cobran quienes, en teoría, su negocio el porcentaje que las empresas editoras les pagan para distribuir su producto.
Para pagarle los servicios auxiliares a LOGÍSTICA DE MEDIOS un quiosco ha de vender 4.413€; para pagar a MARINA BCN es necesaria una venta de 5.603€; para atender a los portes de SOCIEDAD ANÓNIMA DISTRIBUIDORA EDICIONES es preciso vender 6.441€. Cifras que, cuando se les añade el recargo de equivalencia, se transforman en 4.906, 7.499 y 7.134, respectivamente.

Es decir, que hasta que no hemos vendido la módica cantidad de 19.539€ no empezamos a generar beneficios. Beneficios de los que habrá que descontar el resto de los gastos, incluidos los ejemplare que se pierden por el camino (de ida o de vuelta), los fuera de plazo y los que nos manguen los descuideros.

0 Comments:

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home