viernes, septiembre 29, 2006

El anillo mágico

El putiferio sigue viento en popa. El Ejecutivo acude puntualmente a su cita de la mañana, aunque no todos los días, y pregunta por si llegó ganado nuevo. Salva le tiene cogida la medida y, a veces, hasta le endosa dos revistas de una tacada. Y ahora que el vigilante del parking se ha comprado un reproductor de DVD empieza a reclamar películas X. Como dice el Ejecutivo “le va a salir más caro que un hijo tonto”.
De todos modos el número de clientes permanece. Algún que otro insolvente (que se quiere gastar poco, vamos) que lee Clima o Las Cartas Privadas de Pen y los típicos de Playboy y Penthouse.

El mariconeo está bajo cero y eso que las portadas vienen adornadas con jóvenes soldados rusos que comparten uniforme y que aguanto bien el rollo y absuelvo de sus pecados a los dos o tres clientes que tenía, pero algo debo de estar haciendo mal cuando han dejado de visitarme. El más asiduo de estos últimos solía venir a media tarde cuando apenas hay movimiento y se me enrollaba. Luego, unas veces compraba y otras no. Estaba muy preocupado por la opinión de la gente y lo que le pudiesen decir.
- Es que, cuando hago alguna travesura, me siento mal.
- Vamos a ver. ¿Usted le hace daño a alguien?
- No pero es que, además soy católico y el Papa…
- ¿Ha leído los Evangelios?
- No, todo no. Algún pasaje…
- Pues léaselos, coño. Que yo sepa, Jesucristo no habló nunca de los maricones y si perdonó a las putas ¿por qué os va a condenar a vosotros que ni cobráis ni nada?

Después de un año de contacto con el público todavía impera el disimulo. Uno de mis parroquianos hace casi siempre la misma jugada: se acerca a las revistas que hay sobre el mostrador, las repasa con calma y de pronto dice:
- Esta misma, 1,35.
Y extiende el brazo para echarle mano a Clima, que está en el otro extremo, se la mete en el bolsillo, paga y se larga. A mí no me da tiempo ni a saber que revista se llevó pero para las estadísticas está claro: 1,35 Clima, 1,50 Cartas de Pen. Lo que pasa es que ahora lo tienen más complicado. En abril, la Generalidad resucitó una vieja ley según la cual no se pueden exponer revistas que puedan herir la sensibilidad de los menores. En la mayoría de quioscos no han hecho puñetero caso y siguen exponiendo el putiferio pero yo soy respetuoso de las leyes, mientras puedo, y lo he escondido un poco. En definitiva, me lo tienen que pedir. También funciona.

Las películas tienen menos éxito y lo entiendo. Aflojar 15 € tiene su miga y hasta que el Yayo no vuelva a cobrar su paga extra… De todas formas alguna cae.
Hace unos meses me ofrecieron unas películas 2X1 (2 películas por 9,95) y probé. Éstas me las dejan en depósito, es decir, no tengo que pagarlas hasta que las he vendido y, además, cada 15 días me las cambian. Primero me trajeron 12: 3 del oeste, 3 de chinos y 6 puteferios. Nada. Alguna del oeste que me compraba un mejicano. Hubo cambio de tercio: 6 del oeste, 4 de chinos y sólo 2 putiferios. Y empezó a moverse el cotarro. El mejicano siguió con sus películas de oeste, un oriental (vaya usted a saber de dónde) se apuntó a Jackie Chan y muy de cuando en cuando caía un puteferio. Hasta que llego… Iba a bautizarlo como el Indeciso o el Apocado pero ahora ya no sé…
El primer día que vino se plantó delante de la caja de las películas (obviamente las X están detrás para que no se vean mucho) y, después de mirarse con detenimiento las portadas de las revistas adyacentes, empezó a trastear las películas. Cuando parecía que iba a coger una, llegaron unos clientes y se marchó. Volvió al cabo de unos minutos y repitió la misma operación. Como el buen hombre no se decidía dio tiempo a que llegaran más clientes. Tenía una película en la mano, la pagó y se fue. Me pareció que era de chinos. Al cabo de un par de horas volvió a aparecer. Esta vez entró a matar al volapié. Cogió el pack y con un rápido movimiento lo partió en dos. Se metió una película en el bolsillo de la chaqueta y me dio la otra:
- Eso para usted.
Y salió pitando.

Cuando pude miré la portada: “Anillo vibrador”. El no va más del placer. Resulta que al tío le gusta ver las pelis a pelo y me había regalado el anillo por si yo pudiera darle mejor utilidad.
Ahora pasa regularmente por el quiosco, coge su pack, lo parte en dos y se mete una película en cada bolsillo. Tiene una práctica que da gusto verlo. En una fracción de segundo realiza toda la operación.

La noche que me regaló el anillo mágico, estaba metiéndome en la cama cuando me acordé. Fui a buscarlo y se lo di a Quiosquera.
- A nuestros años no querrás que veamos guarradas ¿verdad?
- ¡Pssssh…!
- ¡Anda, no es una película!
- ¡Mmmmm!
- ¿No estarás pensando en utilizarlo?
- ¡Pssssh…!
- ¿Quién te ha dado esto?
- ¿Quieres leerte de una puñetera vez las instrucciones?
- ¿Para qué?
- ¡Por si acaso, coño!
- No me llamo coño. Me llamo Quiosquera.
Empezó a leer las instrucciones mientras yo buscaba en qué cadena daban los mejores anuncios.
Antena 3.
- Dice que se puede usar con preservativo o sin él.
Tele 5.
- Dice que es la leche.
La cuatro.
- Aquí dice que la pila sólo dura 25 minutos.
- ¡Calla tonta, con eso tenemos nosotros para 10 ó 12 años!

7 Comments:

At 29/9/06 17:52, Blogger alvarhillo said...

Veo que vuelves a coger el punto fino, me alegro mucho.
Un saludo.

 
At 29/9/06 18:30, Anonymous maray said...

aqui hay una ley que manda que las revistas de sexo explicito la vendan envoltas en una enbalage no trasparente. Pero si vas a mirar TV y las novelas podrás ver más sexo explicito o más o menos explicito do que en muchas revistas. A mi me parece que se debia tener verguenza de las manchetes de los periodicos con los robos, asesinatos y miserias de nuestro pais...

 
At 2/10/06 03:49, Blogger Dr. Schön said...

los invito a visitar
A Thing of Beauty

 
At 2/10/06 10:18, Blogger aberron said...

Madre mía, qué verderón estás últimamente, quiosquero. ;-) saludos!

 
At 2/10/06 11:02, Blogger abandonalia said...

Bueno... Pues esperamos los resultados del beta-ring-testing. Por ahora ya sabemos uno de los efectos secundarios: grandes posibilidades de cachondeo.

Salu2!

 
At 2/10/06 14:22, Blogger Quiosquero said...

El refranero español es sabio.
- En boca cerrada no entran moscas
- Por la boca muere el pez
- Dime de qué presumes y te diré de qué careces
....
Tened en cuenta que, para que el invento funcione, hará falta que coincidan varias circunstancias:
1. Que la "bisagra" haga efecto
2. Que el anilo no se resbale
3. Que no se produzca un gatillazo
4. Que coincidan las influencias de Venus, la Luna, el horóscopo...
5. Que no sea alérgica al voltaje
6. Que la intensidad de la corriente sea lo suficientemente intensa
....
He probado con el Himno Nacional y no toma la posicion de "firmes" ni a tiros.
De todos modos, si funciona, os lo comunicaré.

 
At 2/10/06 14:28, Blogger Quiosquero said...

Se me olvidaba la condición mas importante:
7. Que me dejen.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home