jueves, septiembre 06, 2007

Tabaco suicida


Desde que, en febrero de 2006, se modificó la ley del tabaco los quioscos pueden vender cajetillas siempre que instalen la adecuada máquina homologada. Mi máquina expendedora está situada sobre el extremo izquierdo del mostrador, en lugar bien visible por si la publicidad y porque no me queda otro hueco donde colocarla. Dispone de una bandeja donde, en la mayoría de máquinas, se deposita el paquete cuando Salva o yo apretamos el correspondiente botón en el mando a distancia. Mando que está unido al artilugio principal mediante un cablecillo de 4,5 metros. Modernidad.

Como digo, lo normal es que el paquete de tabaco quede en la bandeja de salida al alcance de la mano del cliente. Por situación, cuando tal sucede, el cliente ha de apoyarse sobre las revistas y estirar el brazo al máximo hasta alcanzar su dosis adictiva.
- Ve usted. Por el mismo precio fuma y hace gimnasia.
Y el individuo, que empezaba a poner cara de mala leche por los estiramientos, sonríe y se lo toma con filosofía.

En una máquina normal… Porque en la mía lo habitual es que el tabaco se suicide. Tiene tal potencia que, apenas aprieto el botón del mando, el paquete sale disparado y cae sobre AD, Habitania u otra cualquiera de las revistas de la zona, al alcance de la mano del fumador que se queda mirando la bandeja en espera de que la alpargata cante.
Tengo que desviar su atención.
- Se ha suicidado. Mire, allí... sobre la revista.
Pero ¡ay cuando el paquete cae por detrás de Bulevar 21, OKS o alguna de las que están en posición vertical! Entonces, los cigarrillos quedan ocultos y tengo que dirigir la maniobra desde mi puesto de mando.
- Uno que va huyendo de la quema. A la derecha, a la derecha… un poco más arriba… caliente, caliente… ¡que te quemas!

La gente sigue el juego y se lo toma bien. Pero muchas veces tengo que bajar a la calle y buscarlo yo.
Ayer llegó un chico, cliente pero no habitual, en busca de tabaco.
- Marlboro.
- Marchando.
- Brrruuu, brrruuu, chac, pom.
- ¡Por allí resopla!
Estaba contando el dinero y no se enteró. Bajé y me acerqué a buscar el paquete que había caído detrás de Bulevar 21.
- No, no. Marlboro… es tabaco.
- Ya, ya. Es que estoy buscando el caballo del anuncio.
- ¡Ah!

10 Comments:

At 6/9/07 16:30, Blogger JM said...

Y digo yo...

Además de los kioscos, estas máquinas expendedoras homologadas también pueden estar en una papelería? (pagamos el mismo IAE, si mal no lo tengo entendido)

Gracias.

 
At 6/9/07 17:16, Anonymous exlibris said...

JM, a mí me dijeron que sólo estaba permitido en kioskos situados en la vía pública; sin embargo un colega próximo ha puesto máquina en su local y de momento no ha tenido problemas.

 
At 6/9/07 22:06, Blogger Quiosquero said...

jm,está expesamente prohibido por la ley pero, como dice exlibris, en muchos locales la han puesto y todavía no ha pasado nada

 
At 7/9/07 09:11, Blogger Eurofer said...

Dejar de vender veneno, así me ayudareis un poquito. Me paso el año convenciendo a los adolescentes que el tabaco es malo, y vosotros os poneis a jugar con él, o a venderlo como posesos, de este modo no hay quien pueda...

 
At 7/9/07 12:16, Blogger Quiosquero said...

Al contrario Eurofer. Si la gente no se enviciara o tuviera posibilidad de hacerlo, tú te quedarías sin trabajo.

 
At 7/9/07 19:03, Blogger Colorines said...

Hola, dos cositas:
Sólo se puede vender en los kioscos ubicados en la vía pública, a los locales el Comisionado del Tabaco no les otorga licencia. No obstante si vives en una comunidad autónoma gobernada por el Partido Popular puedes venderlo tranquilamente pues no hacen inspecciones ni se meten en este tema (se supone que para contrariar al partido en el gobierno).

Quiosquero:
Imagina,(Dios no lo quiera), que un familiar tuyo está mortalmente enfermo a causa de haber fumado tabaco. ¿Le dirías lo mismo a Eurofer?

Un saludo

Un saludo

 
At 8/9/07 01:58, Blogger TioTaum said...

Yo he dejado de fumar durante un año y ahora como un idiotqa empiezo a coger alguno, pienso que debo de parar, pero a veces no lo consigo
saludos

 
At 8/9/07 19:00, Blogger dalr said...

A ver. El problema de salud que supone el tabaquismo es grave y nadie lo niega. Pero no estamos hablando de eso. Jamás se ha planteado la posibilidad de prohibir el tabaco (algo con lo que yo, pese a ser fumador, estaría perfectamente de acuerdo si se hace bien). Lo que se ha planteado es quién lo vende, cosa que no tiene nada que ver. O follamos todos o pinchamos la muñeca.

Y eso de vender como posesos... ojala vendiéramos algo como posesos. Yo estaría encantado si los quioscos vendiéramos más libros, más películas, más música, más revistas científicas y culturales... Pero resulta que se vende mucho más tabaco, chucherías, lotería, porno, cotilleos... ¿Es culpa nuestra?

 
At 8/9/07 21:13, Anonymous khan_sado said...

Vamos a echar un cigarrito y pensemos en voz alta :
¿ Como puede ser que los quiosqueros se tiren a la calle, para defender un beneficio de 15 centimos por paquete independientemente del costo, y no se tiren para defender que los coleccionables tengan el mismo descuento en todo el estado y no andemos con un 25 en la Coruña y un 20 en Jaen, por poner un ejemplo?
¿ Porque no se pone el Grito en el cielo ante la aparición de un gratuito camuflado que quiere premiar con diferentes comisiones segun ventas y seguir dividiendo al colectivo?
Sigo sin entender, porque los quiosqueros no nos dedicamos a vender los productos propios de nuestra profesión, los estanqueros al los suyos , los quioscos de golosinas al suyo ect.? de esta parte , mi leido dalr, follariamos todos pero cada uno con l@ suy@.
Fumemonos un cigarrillo de la risa, y pensemos , hay quien paga más de 30 euros semanales de portes, ¿ vender tabaco para comensar esa cuenta de gastos, no nos estará haciendo desviarnos del problema.
En fin coo diria Sabina, esto es absurdo:

Como un belga por soleares.

 
At 9/9/07 22:41, Blogger Ególatra said...

No creo que los quiosqueros sean culpables de las enfermedades pulmonares provocadas por el tabaco.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home