martes, noviembre 24, 2009

Mear en el tiesto

Jueves, 19. Acabo de archivar los albaranes atrasados y la mesa recupera su aspecto de mesa. Todos los papeles que forman la trinchera tras la que habitualmente trabajo, han desaparecido. Sobre el tablero, sólo quedan dos folios.
Cojo el de la izquierda y leo: “El abajo firmante dá su conformidad a la Plataforma Independiente de Quioscos de Prensa de Barcelona, para tratar con el Ayuntamiento de Barcelona la prorroga en la concesión municipal de licencias de los quioscos en la vía pública, que finaliza el próximo día 31.12.2011…”
El folio de la derecha viene avalado por la Asociación Profesional de Vendedores de Prensa de Barcelona y Provincia. “Apreciado compañero: Has de saber que recibirás la visita de unas personas que se dedican a suplantar al Ayuntamiento de Barcelona y a la Asociación. Te harán entrega de un escrito intimidatorio relativo a las nuevas concesiones y diciéndote, que de no firmarlo corres el riego de perderla: Esto no es cierto… todo lo contrario. No se te ocurra firmar ningún escrito. Sería tu sentencia de punto y final…”

Me conecto a Internet y buceo en Google hasta obtener un teléfono del Carrer Avinyó. La persona que me atiende lo hace con sequedad; como si estuviera harta de contestar cada día las mismas preguntas. Aunque contesta con corrección y sus repuestas son concretas y concisas. Interpreto que me lanza los siguientes mensajes:
· La actual concesión de explotación de quioscos en vía pública caduca dentro de dos años.
· Conocedor de las dificultades por las que pasa el sector, el Ajuntament ofrecía ampliar las concesiones en 20 años y, haciéndose cargo de la publicidad, asegurar por este concepto unos ingresos netamente superiores a los que actualmente se perciben.
· Cuando se había llegado a un principio de acuerdo entre el ayuntamiento y los representantes de los quiosqueros, la Asociación Profesional de Vendedores de Prensa dice que no comparte las condiciones consensuadas.
· A partir de aquí, el Ajuntament da por concluido el proceso y,
[al margen de la normativa europea o cualquier otra]* sacará los quioscos a concurso público, como es preceptivo, cuando llegue el momento.
(* La acotación es mía).
· La carta que, con membrete del Ajuntament, corre por ahí es un documento de trabajo que debería haber servido de base para redactar las condiciones de la nueva concesión. Desde el momento en que las negociaciones se han roto, la corporación municipal no avala el documento.
· Cualquier grupo de quiosqueros puede formar una plataforma (o las que les venga en gana) para que recoja firmas a favor de una u otra propuesta. No tiene ningún valor porque el Ajuntament podrá obviar la postura de 4, 10 ó 20 vendedores de prensa, pero, en ningún caso, va a pasar por encima de una asociación. La única opción de reemprender el proceso abandonado pasa porque los quiosqueros “convenzan a Pedro”.

Y hasta ahí sería todo si no fuese porque el lunes me llegó la circular de la Asociación convocándonos para celebrar la asamblea general ordinaria y, a continuación, una asamblea general extraordinaria cuyo orden del día versa sobre el nuevo modelo de quiosco (el proyecto de Moisés Gallego es el mismo que incluía el borrador del Ajuntament), y el qué y cómo negociar con los representantes municipales. Es decir, la junta directiva de la Asociación Profesional de Vendedores de Prensa no considera delito de lesa majestad el que la plebe conozca cómo se gestiona su futuro y hasta, ¡Dios mío!, se le va a permitir a los quiosqueros que expresen su opinión en un debate público.

Conforta comprobar que, a pesar de los ayatollahs, no siempre mea uno fuera de tiesto.

5 Comments:

At 24/11/09 19:24, Blogger BANDOLERA said...

Quiosquero, es Ud. magnífico y plenamente independiente. Mejor mear donde a uno le parece en inteligencia y buen hacer que tiene que hacerlo a reventar por no mear nunca. He recomendado su artículo a una Sra. que una vez apuntó lo mismo y casi la estrangulan virtualmente... Saludos.

 
At 24/11/09 23:52, Blogger quiosquera said...

Pues mira tú por dónde, Bandolera, que esa señora de quien hablas resultó ser una antigua compañera de trabajo de Quiosquero. Estamos hablando de 35 años atrás y es que ¡el mundo es un pañuelo! (y a nosotros se nos ha quedado chico) porque siempre acabamos coincidiendo con la prima de la hermana de la vecina del amigo... y nos acabamos enterando de en qué tiesto mea cada uno.
Lo que más nos sorprendió fue ver que acabaron coincidiendo en este compicado mundo del quiosco en el que, cualquier parecido con la realidad, siempre parece mentira.
Un abrazo,
Quiosquera (con A)
Un abrazo,
Quiosquera

 
At 24/11/09 23:54, Blogger quiosquera said...

¡Uff! cuántos abrazos han aparecido pero bueno, vamos a dejarlo así porque antes ya me hice un lío y acabé borrando el comentario y, como no me había hecho copia, teniendo que escribir uno nuevo.
Hasta la próxima.
Quiosquera

 
At 25/11/09 20:52, Blogger conchita said...

ES A MI? JAJAJA, POR CIERTO RECUERDOS DE CARMEN SALVAT, DE ANTONIO CANADELL, CASTELLS Y UN ETCETERA QUE LO MÁS SEGURO YA NO CONOCES, 2 VECES AL AÑO HACEMOS UNA CENA LOS EX CCR. Y EL VIERNES 20-N FUÉ UNO DE ESTOS DÍAS.
A PARTE DE ESTO DESEO QUE ESTEIS BIEN. UN SALUDO CONCHITA

 
At 26/11/09 09:07, Blogger quiosquera said...

Hola, Conchita.
Como le comentaba a Bandolera, el mundo es un pañuelito y, de vez en cuando, nos vamos reencontrando.
Seguro que a Antonio le hará ilusión recibir esos recuerdos de sus antiguos compañeros de fatigas. Aunque, si de fatigas hablamos, menuda temporadita llevamos los que tenemos que lidiar con los asuntos del quiosco; es como una pesadilla que parece no tener fin.
Bueno, a ver si pasa el temporal y se suaviza la vida de los pobres quiosqueros, que buena falta os hace (y a los cónyuges también por aquéllo que nos dijeron de "en la riqueza y en la pobreza, en la salud y en la enfermedad...")estoy convencida que el que nos lo dijo, no había sido quiosquero antes que fraile.
Un beso,
Gloria

 

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home